Intervenidas en Melilla más de 9.000 zapatillas deportivas falsas procedentes de China

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han intervenido en Melilla más de 9.000 unidades de calzado deportivo falsos procedentes de China que tendrían destino la propia ciudad autónoma como Marruecos.

Intervenidas en Melilla más de 9.000 zapatillas deportivas falsas procedentes de China

Según ha informado este lunes un portavoz de la Comandancia de Melilla, la intervención de estas zapatillas deportivas se ha realizado en los controles e inspecciones selectivas de la mercancía llegada vía marítima en dos contenedores procedentes de un mismo puerto asiático, con mercancías cuyo contenido declarado era "ropa, calzado deportivo y menaje".

El portavoz policial ha señalado que en presencia de un representante de la Agencia de Aduanas, agentes de la Guardia Civil de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) procedieron a la apertura y reconocimiento físico de la mercancía, y apreció en el primero de ellos, entre otras partidas legales de calzado, el que portaba calzado deportivo 390 cajas de calzado deportivo que contenían zapatillas con el logotipo de una reconocida marca comercial de primer orden, "susceptibles por determinados indicios de no ser auténticas". Del recuento pormenorizado de estos bultos, resultó que contenía un total de 3.708 pares de zapatillas, con un valor total de 241.020 euros.

En el segundo contenedor, al igual que el primero, iban ocultas entre otras partidas de género de lícito comercio, donde tras un recuento pormenorizado localizaron 147 cajas, declaradas como calzado deportivo para señora, que contenían un total de 5.292 pares de zapatillas con el logotipo e inscripción de una marca comercial muy conocida, susceptibles también de ser manifiestamente falsificadas, con un valor total de 343.980 euros.

Ello motivó, al igual que en el primer caso, su intervención cautelar e instrucción de diligencias judiciales, al apreciarse indicios de delitos contra la propiedad industrial.

El portavoz policial ha subrayado que "el destino final de la mercancía falsificada intervenida presumiblemente era la venta en diversos establecimientos de la ciudad, y por su cantidad, también en Marruecos".

Como importador de la mercancía, una mujer de nacionalidad China, con permiso de residencia comunitario, ha pasado a disposición judicial como investigada como supuesta autora de un delito contra la propiedad industrial, quedando la mercancía intervenida depositada a disposición de la Autoridad Judicial que entiende del caso.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios