Martes, 21.11.2017 - 20:28 h

Washington y Seúl llevan a cabo una serie de maniobras conjuntas como mensaje de advertencia a Pyongyang

Los Ejércitos de Estados Unidos y de Corea del Sur han organizado este miércoles una serie de maniobras conjuntas en las que han utilizado misiles balísticos con el objetivo de enviar un mensaje de advertencia a Corea del Norte, quien en la víspera lanzó un proyectil que, según Pyongyang, podría alcanzar cualquier parte del planeta.

El Ejército surcoreano ha anunciado estos ejercicios, en los que han utilizado el 'Hyunmoo-2' surcoreano --misil balístico-- y unidades del estadounidenses ATACMS --misiles tierra-tierra-- en el mar del Este, donde también cayó el proyectil norcoreano lanzado el martes a primera hora de la mañana.

El entrenamiento se ha llevado a cabo bajo las órdenes del presidente surcoreano, Moon Jae In, quien ha subrayado la necesidad de mostrar la postura de defensa de los aliados con acciones y no sólo con declaraciones, según han indicado desde la Casa Azul --palacio presidencial surcoreano--.

"El presidente ha dicho que las graves provocaciones de Corea del Norte nos exigen reaccionar con algo más que una declaración", ha señalado el Gobierno surcoreano en un comunicado recogido por la agencia surcoreana Yonhap. "Y tenemos que mostrar claramente cuál es nuestra preparación de misiles ante Corea del Norte", ha agregado.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, había aprobado previamente el ejercicio, del que le informó su asesor de seguridad H.R. McMaster, quien alabó la firme reacción de Moon a la provocación norcoreana.

Las autoridades norcoreanas indicaron el martes que el misil, que fue lanzado bajo la supervisión del líder del país, Kim Jong Un, podría alcanzar cualquier punto geográfico del planeta.

La cadena de televisión estatal norcoreana dijo que el 'Hwansong-14' llegó a alcanzar una altitud de 2.802 kilómetros e impactó contra su objetivo tras volar durante 39 minutos.

"El ensayo de lanzamiento se ha realizado con el ángulo más pronunciado posible y no ha tenido ningún efecto negativo en los países vecinos", aseguraron los medios estatales norcoreanos en un comunicado.

El mensaje de Corea del Norte llega después de que las fuerzas militares de Estados Unidos estimaran que Corea del Norte había lanzado un misil balístico de alcance intermedio.

Tras el lanzamiento del proyectil, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional para analizar lo sucedido.

El lanzamiento ha tenido lugar días después de la reunión entre Moon y Trump en Washington, en la que el mandatario del país norteamericano dio oficialmente por terminada la era de la "paciencia estratégica".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios