Sábado, 18.11.2017 - 19:06 h

La Guardia Civil investiga a un vecino de Castell de Ferro por la muerte de un gato

La Guardia Civil ha tomado declaración en calidad de investigado a un ciudadano del municipio granadino de Castell de Ferro de 69 años como presunto autor de un delito de maltrato de animales domésticos por haber matado supuestamente a la gata de una vecina de un disparo de arma de fuego.

La Guardia Civil investiga a un vecino de Castell de Ferro por la muerte de un gato

El pasado día 21 de septiembre, esta mujer de Castell de Ferro vio llegar a su gata malherida y sangrando y la llevó a una clínica veterinaria, diciéndole el especialista que al animal le habían disparado con un arma de fuego, ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

La gata finalmente murió y tras practicarle una necropsia, el veterinario descubrió que el causante de la muerte había sido "un proyectil de calibre 22 americano de punta hueca", munición que al chocar con la costilla del animal "se fragmentó y causó múltiples heridas internas".

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril (Granada) se hizo cargo de la investigación de la muerte de la gata y sus agentes descubrieron que el supuesto autor de los disparos había sido un vecino de la propietaria del animal.

Según las investigaciones, sólo había dos vecinos de la denunciante con un arma de ese calibre, y uno de ellos no estaba en el pueblo cuando la gata resultó herida y el otro "no solo estaba en el pueblo sino que posee munición que coincide con la que le provocó la muerte al animal".

La Guardia Civil le ha retirado el arma al investigado, la cual ha quedado depositada en la Intervención de Armas de Motril. Este individuo, además, ya fue investigado por el Seprona hace unos años por la muerte de un perro en un coto de caza.

Ahora en portada

Comentarios