Sábado, 16.12.2017 - 21:39 h

Egipto acepta no condenar los asentamientos israelíes tras una llamada de Trump

La resolución exhorta a Israel a "cesar inmediata y completamente toda actividad de colonización en territorio palestino ocupado

La marcha atrás del presidente egipcio sorprendió, aunque Al Sisi haya dado muestras en el pasado de su admiración por Trump.

Egipto acepta no condenar los asentamientos israelíes tras una llamada de Trump

Egipto indicó el viernes que había aceptado que la votación de un proyecto de resolución en la ONU, que reclama el fin de la colonización israelí, fuera aplazado después de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, contactara con el presidente egipcio, Abel Fatah al Sisi.

El Cairo pidió el jueves que se postergue la votación de este proyecto, que Egipto presentó la víspera ante el Consejo de Seguridad de la ONU y que exhorta a Israel a "cesar inmediata y completamente toda actividad de colonización en territorio palestino ocupado, incluyendo Jerusalén Este".

"Cuando supieron que [la administración estadounidense actual] no vetaría esta resolución, los responsables israelíes se pusieron en contacto con miembros del equipo de transición de Trump para pedir ayuda al presidente electo", afirmó el viernes a la AFP un responsable israelí, que pidió el anonimato.

Trump, que prometió en campaña reconocer a Jerusalén como "capital indivisible" del Estado hebreo, solicitó que Washington interpusiera un veto.

Según un comunicado de la presidencia egipcia, el presidente estadounidense electo pidió hablar con Al Sisi acerca del "proyecto de resolución [...] sobre las colonias israelíes".

"Ambos dirigentes se pusieron de acuerdo sobre la importancia de darle a la nueva administración estadounidense [que Trump dirigirá a partir de enero] una oportunidad de gestionar todos los aspectos de la causa palestina para llegar a un acuerdo completo" sobre este tema, según el comunicado.

La marcha atrás del presidente egipcio sorprendió, aunque Al Sisi haya dado muestras en el pasado de su admiración por Trump. El exoficial del ejército derrocó a su antecesor en 2013, un acto que el actual presidente estadounidense, Barack Obama, condenó.

Un texto parecido al proyecto de resolución egipcio sobre la colonización israelí ya fue sometido al veto de Estado Unidos en 2011. Pero la eventualidad de que la administración de Obama pudiera permitir la adopción de una resolución así antes del fin de su mandato, en el 20 de enero, dio lugar a numerosas especulaciones en las últimas semanas.Negociaciones directas

"Como Estados Unidos dice desde hace tiempo, la paz entre israelíes y palestinos sólo puede alcanzarse mediante negociaciones directas entre las partes y no a través de condiciones impuestas por Naciones Unidas", lanzó Trump en un comunicado.

Como Trump, el primer ministro israelí, Benjamin Netanayahu, declaró en un video difundido el jueves que espera que "Estados Unidos continúe ateniéndose a los principios [...] según los cuales la paz no llega con resoluciones de la ONU sino, únicamente, a través de negociaciones directas".

Un diplomático de la ONU explicó, pidiendo el anonimato, que los israelíes dirigían "una tercera guerra mundial diplomática" en este sentido.

Los embajadores árabes se reunieron en la ONU con carácter de urgencia. El embajador palestinos, Riyad Mansur, declaró que Trump "actuaba en nombre de Netanyahu".

La colonización israelí está considerada como un obstáculo importante para la paz, pues las construcciones se han levantado en tierras que podrían pertenecer a un futuro Estado palestino.

Naciones Unidas considera que la colonización es ilegal según el derecho internacional y ha pedido en varias ocasiones a Israel que le ponga fin. A pesar de ello, los responsables de la ONU han constatado un aumento de las construcciones estos últimos meses y algunos responsables israelíes ven en la elección de Trump una oportunidad de extender las colonias.

David Friedman, a quien el presidente electo de Estados Unidos tiene intención de designar como embajador en Israel, ha declarado públicamente que Washington no debería ejercer ningún tipo de presión para detener la colonización.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios