Pisarello ve que la situación merece una respuesta ciudadana serena, pacífica y masiva el 1-O

Trasladar la responsabilidad a directores de escuelas es lo último de una "lista de despropósitos"

Pisarello ve que la situación merece una respuesta ciudadana serena, pacífica y masiva el 1-O

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha defendido este miércoles que la situación actual en Catalunya por la actuación del Gobierno central "es inadmisible y merece una respuesta ciudadana que debe ser serena, porque se necesita serenidad, y debe ser determinada, masiva y pacífica".

Ha augurado en declaraciones a los medios sobre la participación ciudadana el domingo: "Será de muchísima gente, gente que comparte la hoja de ruta del Govern, y gente, como es nuestro caso, que no compartimos la hoja de ruta del Govern pero consideramos que lo que está pasando en estos momentos es inadmisible".

Ha insistido en que el Ayuntamiento no tenía conocimiento de que locales municipales serían puntos de votación y que la logística del referéndum depende de la Generalitat: "Como Ayuntamiento no participamos en la implementación de esta logística, pero tenemos un compromiso absoluto con que la ciudadanía se pueda expresar libremente y de la forma más amplia posible", ha dicho.

Preguntado por quién abrirá los locales municipales y sobre quién tiene sus llaves, ha respondido que directores y responsables de locales han sido requeridos por la Fiscalía, a la que ha acusado de actuar como un "sheriff y un brazo ejecutor", extralimitándose y con actuaciones desproporcionadas, cuando debería ser un órgano imparcial.

"La decisión de la Fiscalía de trasladar la responsabilidad a directores de centros educativos es el último episodio de una larga lista de despropósitos y extralimitaciones que se han producido en la ciudad", ha aseverado el teniente de alcalde, que ha tachado esta decisión de inadmisible.

"PRECINTAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

"Es un error querer precintar la libertad de expresión en la ciudad", ha advertido, y ha criticado que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, se reuniera este martes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando debería haberlo hecho con el de la Generalitat, Carles Puigdemont, por lo que ha asegurado que a Rajoy le falta valentía y convicciones democráticas.

El teniente de alcalde y dirigente de BComú ha sostenido que "las libertades fundamentales no han sido suspendidas en Barcelona", porque se han podido celebrar actos sobre el referéndum de todas las posiciones --ha recordado que él mismo participó en uno-- y en un contexto de máximo civismo.

Ha avisado de que "sería imprudente avanzar lo que puede ocurrir el domingo porque los hechos ocurren de forma vertiginosa" y la Fiscalía ha ordenado que se precinten los locales que la Generalitat ha previsto como colegios electorales, y ha insistido en que la Guardia Urbana no ha recibido por el momento ningún requerimiento porque no le corresponden funciones de orden público.

Ahora en portada

Comentarios