Miércoles, 13.12.2017 - 14:15 h

Rajoy despide el año con un paseo por Madrid y se declara "optimista" dos meses después de su investidura

Rajoy despide el año con un paseo por Madrid y se declara "optimista" dos meses después de su investidura

Rajoy se ha acercado este miércoles al Congreso para mantener una reunión con el Consejo de Dirección del Grupo Popular en la Cámara Baja, una cita en la que ha hecho balance de lo que va de legislatura y ha pedido a los suyos que sigan buscando acuerdos en el ámbito parlamentario porque quiere que la legislatura sea "larga".

Tras la reunión, el presidente del Gobierno, junto con la cúpula del Grupo Popular y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, se ha ido a tomar una cañas a 'Casa Mariano', un establecimiento cercano al Congreso.

CAÑAS, BRINDIS Y VERDURAS DE LA RIBERA

En la cuenta oficial de Twitter del presidente se ha ido narrando el recorrido de Rajoy. "Unos pinchos y un brindis navideño con algunos miembros de mi grupo parlamentario. Gracias al Grupo Popular por vuestro trabajo y dedicación", se podía leer en un mensaje al que se adjuntaba una foto en la que se le veía brindando con sus compañeros.

Después de las cañas, los 'populares' han emprendido camino hacia un restaurante especializado en verduras de la huerta de Navarra, un paseo en el que el presidente se ha fotografiado con algunos de los ciudadanos con los que se ha cruzado por la calle.

"Me gusta disfrutar de un paseo siempre que tengo ocasión. Me gusta mi país y me gusta su gente. Gracias por vuestra amabilidad y afecto". Así agradecía Rajoy en Twitter el cariño recibido durante su periplo.

REALISTA Y CONSTRUCTIVO

También ha tenido un momento para atender a los medios de comunicación, ante los que se ha declarado "optimista". "Hay que ser optimista y realista. Yo creo que si todos trabajamos para construir esto puede ir bien, pero tenemos que ser todos muy constructivos", ha comentado, reiterando el mensaje que había trasladado antes a los suyos.

Durante las más de dos horas y media que ha durado la comida han sido varios los ciudadanos --muchos de ellos con niños-- que se han concentrado ante la puerta del restaurante con la esperanza de ver al presidente del Gobierno. Algunos de los que han aguantado hasta su salida se han acercado a él para saludarle y hacerse algún 'selfie'.

"Presidente, llevamos aquí cuatro horas, venimos de Teruel", le ha comentado una señora para convencerle de que se parara. "¡Viva Galicia!", ha gritado otro admirador, mientras Rajoy repartía besos y apretones de mano. "Bonita sorpresa, un placer haber podido saludaros", reza el mensaje con el que se ilustra otra de las imágenes que han subido a la cuenta del presidente en la que se le ve rodeado de gente.

Rajoy ha puesto fin al recorrido subiéndose en su coche oficial. Se da la circunstancia de que este miércoles, Día de los Inocentes, el líder del PP celebra el vigésimo aniversario de su boda con Elvira Fernández, con quien contrajo matrimonio en 1996 en la isla de La Toja (Pontevedra).

Ahora en portada

Comentarios