Oltra sobre la testifical de Rajoy en Gürtel: "La corrupción y las gaviotas, como en el PP en ningún sitio"

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha afirmado, en relación con la comparecencia del presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, en calidad de testigo, en el juicio por el caso Gürtel, que "la corrupción y las gaviotas, como en el PP en ningún sitio".

Oltra se ha pronunciado en estos términos en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por la citación de Rajoy ante el tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) para que certifique si existió una caja B en el Partido Popular durante su etapa de secretario general y como director en varias campañas electorales.

Al respecto, ha afirmado que al Consell le preocupa la corrupción porque "es un cáncer que acaba matando la democracia". "Es de una malignidad que se va extendiendo y lo que toca, lo pudre. Esto, para una democracia es letal. Cuando se instala la corrupción, la democracia comienza a morir", ha dicho.

Por ello, se ha preguntado "cómo" no van a estar "preocupados" de que Rajoy haya sido citado como "testigo de la corrupción". "Es preocupante --ha añadido-- porque estamos hablando del presidente del Gobierno de España. ¿Alguno se imagina que pasara a Ángela Merkel o a François Hollande? No es razonable que en países avanzados democráticos, un presidente se vea sentado ante un tribunal testificando sobre corrupción", ha dicho.

Oltra ha recordado así mismo que "siempre" ha defendido que la corrupción no era una cuestión valenciana, cuando se hicieron públicos varios casos en la Comunitat, "sino del PP". "Ahora, en Madrid los madrileños son las víctimas de la corrupción, igual que los valencianos. Los madrileños son gente honrada, trabajadora y no tienen la culpa de que algunos gobernantes vinculados al PP hayan sido presuntamente corruptos", ha aseverado.

A su juicio, "la corrupción y las gaviotas, como en el PP en ningún sitio. Pero la culpa no es ni de los valencianos ni de los madrileños. Sino de los que utilizan las arcas públicas en beneficio del partido y en beneficio propio", opina.

"Esto debe llevarnos a una reflexión colectiva: poner a partidos marcados por la corrupción a gobernar, es letal para la democracia. Se comienza con cuatro casos aislados, luego con una corrupción sistemática, y se acaba con un Estado fallido. Porque esto se extiende y se contagia. Las prácticas corruptas acaban contagiándose", ha advertido.

Ahora en portada

Comentarios