El Ayuntamiento compensará con la subida un 4% del valor catastral la bajada de ingresos de las plusvalías

El Ayuntamiento de Logroño ha reclamado a la Dirección General del Catastro una revisión al alza, en un 4 por ciento, en el próximo año 2018, lo que repercutiría en una subida de 12 euros en el recibo medio del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Algo con lo que se podría compensar la pérdida que va a suponer la bajada de ingresos por plusvalías.

El Ayuntamiento compensará con la subida un 4% del valor catastral la bajada de ingresos de las plusvalías

Así lo ha adelantado este miércoles la hoy portavoz del equipo de Gobierno municipal y concejal de Hacienda, Mar San Martín, al dar cuenta en rueda de prensa de los asuntos aprobados en Junta de Gobierno Local. Precisamente, en el aspecto deliberativo de la Junta, el Ejecutivo ha abordado las líneas generales de la propuesta para las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento logroñés en 2018.

"Un borrador -ha señalado San Martín-en el que buscamos el consenso, para que sea, como es habitual, aprobado de manera inicial en el pleno del mes de noviembre". En principio, la idea es mantener los tipos impositivos y las bonificaciones tal como se han registrado en este ejercicio 2017.

Sin embargo, la edil ha apuntado que "por primera vez, se ha solicitado al Catastro la actualización por el coeficiente de los valores catastrales", que ha quedado fijado para el año próximo en un 4 por ciento. El objetivo inicial, como ha explicado, es "no ampliar la diferencia entre los valores catastrales y los del mercado, que tienda al 50 por ciento".

Se podría haber pedido la actualización en varias ocasiones desde el año 2010, cuando se fijaban en el 10 por ciento "pero se decidió no hacerlo". El hecho de que sea en el próximo ejercicio un alza mucho menor es una de las razones para reclamarlo ahora, además de que "mientras no haya nueva financiación local, se podrá compensar por esta vía la reducción de las plusvalías".

Una reducción que se ha calculado en ingresos para el Ayuntamiento en unos 1,8 millones, mientras que el cálculo de aumento en el IBI por esta revisión al alza del valor catastral quedaría en unos 1,3 millones. En pequeñas cifras, como ha señalado San Martín, la repercusión en los recibos sería de unos 12 euros en el recibo medio del IBI, que pasaría de 309 euros a 321 euros.

La implementación de esta subida está, de todos modos, sujeta a su aprobación en los Presupuestos Generales del Estado. Y, además, por parte municipal, como ha recordado la concejal de Hacienda, se van a mantener todas las bonificaciones para familias, empresas y emprendedores, tanto en el IBI como en el IAE y en el Impuesto sobre Construcciones (ICIO).

Unas bonificaciones, ha apuntado, a las que, en lo que va de este ejercicio, se han acogido 1.519 personas o actividades, en el caso del IBI; 54 en el ICIO; 35 empresas en el IAE; y 225 familias por el tema de las plusvalías.

Ahora en portada

Comentarios