Miércoles, 22.11.2017 - 12:26 h

UPN, PSN y PPN critican la presencia de Barkos en la concentración de apoyo al referéndum ante el Parlamento foral

UPN, PSN y PPN han sido muy críticos con la presencia de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, en la concentración que tuvo lugar el pasado jueves a las puertas del Parlamento foral convocada por la Cámara contra "la situación de excepcionalidad democrática" en Cataluña y defender "el diálogo y la negociación como únicas vías para la resolución de conflictos políticos".

En concreto, en declaraciones a los periodistas al término de la Mesa y Junta de Portavoces de este lunes, el parlamentario de UPN Carlos García Adanero ha criticado que Navarra cuente con una presidenta que "llama a incumplir la ley". "Estos son los que luego hablan de anormalidad democrática en Cataluña, es evidente que la anormalidad democrática se da más en esta comunidad en estos momentos", ha apuntado.

La secretaria general del PSN y portavoz parlamentaria, María Chivite, ha considerado que "no es de recibo" que Barkos como "representante institucional de todos los navarros se manifestara el jueves en las puertas del Parlamento" y "decidiera apostar por una ruptura unilateral".

A juicio de Chivite, "más allá de que pueda ser una posición de partido político, no puede ser una posición institucional" y ha lamentado que Barkos ha sido "la única presidenta que se ha posicionado a favor de un referéndum ilegal".

Por otro lado, la líder de los socialistas navarros ha expresado su "rechazo y condena" a las "actuaciones violentas" que se vivieron este domingo en Zaragoza a las puertas del pabellón Siglo XXI con motivo de la 'Asamblea de cargos públicos por la fraternidad, la libertad y la convivencia' y ha remarcado que "no es de recibo ninguna actuación violenta por ninguna persona". Ante la situación de "tensión" que se vive por la situación de Cataluña, Chivite ha demandado "no echar más leña al fuego" y ha llamado a la "calma".

Por su parte, la presidenta del PP de Navarra y portavoz del partido en la Cámara, Ana Beltrán, ha sido la más crítica con la presencia de Barkos en la concentración ante el Parlamento y ha asegurado que la Comunidad foral cuenta con "una presidenta del Gobierno que es un auténtico peligro". "El otro día tuvo un posicionamiento gravísimo, se sumó a los delincuentes, a los que violan la ley", ha afirmado.

A juicio de Beltrán, "Barkos no tiene legitimidad moral para pedir a los ciudadanos navarros que cumplan la ley cuando se concentra apoyando a quienes la violan" y ha lamentado que la jefa del Ejecutivo foral "se posicione con los que van en contra de la ley, en lugar de con quienes la defienden".

Asimismo, ha señalado que le molesta "soberanamente" que se diga que las personas que se concentraron a las puertas de la asamblea celebrada este domingo en Zaragoza eran "ultras" cuando "ondeaban banderas de España legítima".

RESPUESTA DE GEROA BAI AL PPN

Ante las afirmaciones de Beltrán sobre la presidenta, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha considerado "infame" que "la representante del PP en Navarra, la representante del partido de la corrupción en el Estado, hable de la legitimidad moral de la presidenta por concentrarse para pedir diálogo, negociación y acuerdo".

"Que diga que la presidenta carece de legitimidad moral es sencillamente infame. Quien no tiene legitimidad moral para hablar de moral son precisamente los dirigentes del Partido Popular, tendrán votos, pero no legitimidad moral", ha sostenido.

Asimismo, ha remarcado que "a pesar de lo que lo voceros de la oposición dicen y airean en Madrid, Geroa Bai no desea la situación que se está viviendo en Cataluña para Navarra" y ha asegurado que la coalición es "partidaria del acuerdo, de la negociación, del pacto entre iguales y vamos a seguir defendiendo esa vía siempre".

Por parte de EH Bildu, Adolfo Araiz ha explicado que el sábado estuvo en Barcelona firmando una manifiesto en representación de la coalición abertzale en apoyo al referéndum y en el que se defiende que "decidir es un derecho democrático"

"Lo que sucede en Cataluña nos preocupa, nos interesa porque nos va a afectar a todos, especialmente a los pueblos del Estado en los que el derecho a decidir es una reivindicación permanente que está viva", ha expuesto Araiz, quien ha explicado que en el texto los firmantes también defienden que "dar la voz a la ciudadanía es la mejor manera para resolver el problema político".

En representación de Podemos, Mikel Buil ha puesto en valor que este domingo se reunieran en Zaragoza "fuerzas políticas muy diferentes representando a más de 6,5 millones de ciudadanos para exigir al Gobierno del PP que levante la suspensión de los derechos civiles en Cataluña", lo que, en su opinión, supone "un hito nacional".

"Nos están llevando otra vez a la crispación, al debate identitario, ayer lo vimos en Zaragoza con banderas franquistas y preconstitucionales y una agresión a la presidenta del Parlamento", ha declarado Buil, quien cree que "se dio una ausencia de efectivos suficientes para garantizar la seguridad de cargos elementos".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha pedido al Gobierno del PP que "permita que cada cuál en Cataluña se exprese como considere" y le ha demandado que "no utilice más medidas represoras ni durante el 1-O ni durante esta semana". Además, ha remarcado que a partir del 2 de octubre "el problema político seguirá encima de la mesa" y ha reclamado "una solución dialogada y pactada".

También se ha referido De Simón a "la concentración violenta de la ultraderecha frente a la asamblea de cargos públicos", en la que estuvo presenta, y ha criticado "la pasividad del Gobierno del PP". A su juicio, "estuvo clara la falta de seguridad" y ha considerado que el Ejecutivo central "puso en peligro la integridad de las personas que estábamos allí".

Ahora en portada

Comentarios