Jueves, 19.09.2019 - 09:01 h

Cómo preparar una manzanilla

La manzanilla es una de las hierbas a las que se le atribuyen más propiedades curativas

Te enseñamos a preparar una infusión de manzanilla en pocos minutos. Su sabor es muy agradable y está indicada para personas de todas las edades.

1 Utensilios necesarios.

Para hacer una infusión de manzanilla, lo más importante es que tengas a mano un puñado de esas hierbas. También necesitarás un filtro de acero inoxidable en forma de esfera, un colador pequeño (mejor si es de tela), un cazo, un recipiente válido para microondas y una taza.

2 Prepara la cantidad de agua que necesites.

Vierte en el cazo un vaso de agua por cada taza de infusión que quieras preparar. También puedes utilizar el otro recipiente para calentar el líquido en el microondas.

3 Añade las dosis de manzanilla y deja hervir.

Echa una cucharada de manzanilla por cada taza de agua que tengas que hacer. Pon el agua a hervir durante cinco minutos aproximadamente.

4 Saca del fuego y deja reposar.

Retira del fuego o saca del microondas y deja reposar durante unos cinco o diez minutos. Después, cuela el líquido para que no queden restos en la infusión.

5 Endulza al gusto.

Por último, echa azúcar, miel o edulcorante si te gusta la infusión dulce.

6 Opción sencilla.

Otra opción más sencilla es colocar la manzanilla en un filtro de acero inoxidable o utilizar las bolsitas de infusión que puedes encontrar en los supermercados.

En este caso, echa agua hirviendo en una taza o caliéntala en el microondas. Mete el filtro o la bolsita, tapa con un plato pequeño y deja reposar durante unos cinco o diez minutos.

Después tapa y endulza al gusto.

7 Ayuda a eliminar la irritación cutánea y la inflamación.

Puedes utilizar esta infusión no solo para beber sino también para extender sobre la piel. Ayuda a mejorar la irritación cutánea y la inflamación de los ojos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios