Jueves, 19.10.2017 - 06:04 h

Hospital Juan Ramón Jiménez realiza la primera ampulectomía por endoscopia para el cáncer digestivo sin cirugía

Los profesionales de la Unidad de Aparato Digestivo de los Hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena han llevado a cabo en Huelva la primera ampulectomía endoscópica o extirpación de un tumor situado en el intestino delgado, a nivel de la desembocadura de los conductos biliares y pancráticos (Ampolla de Vater). La intervención, realizada a través de un endoscopio, es mucho menos invasiva que la cirugía abierta, resulta menos agresiva y presenta menores riesgos de mortalidad y morbilidad que el abordaje tradicional.

Hospital Juan Ramón Jiménez realiza la primera ampulectomía por endoscopia para el cáncer digestivo sin cirugía
Hospital Juan Ramón Jiménez realiza la primera ampulectomía por endoscopia para el cáncer digestivo sin cirugía

Este tipo de técnicas, de gran complejidad y que precisan de un entrenamiento endoscópico avanzado por parte de los profesionales que lo realizan, solo se lleva a cabo en los hospitales con los servicios de Aparato Digestivo y Endoscopia más desarrollados del país y supone, para la provincia, un salto cualitativo en el tratamiento de los tumores localizados en la parte alta del intestino, al tratarse de un método mínimamente invasivo y de carácter ambulatorio, pero que presenta unos resultados muy positivos de seguridad y permite al paciente irse a casa en apenas 24 horas, ha informado el centro hospitalario en una nota.

Esta nueva técnica, que además de compleja requiere de un equipamiento muy desarrollado y de alta resolución, viene a reforzar la cartera de servicios que están poniendo en marcha las distintas unidades asistenciales de los centros hospitalarios de Huelva, con el fin de mejorar la respuesta del sistema sanitario público al cáncer y otras enfermedades graves, sin necesidad de trasladar al paciente a centros hospitalarios de otras provincias.

El cáncer ampular es un tipo de tipo de tumor duodenal, localizado en el órgano que se conoce como la Ampolla de Vater, que es la estructura del intestino delgado en la que desembocan los conductos procedentes de la vesícula biliar y del páncreas, y supone en la actualidad el cinco por ciento de los tumores digestivos que se diagnostican en los países desarrollados.

Dentro de los tumores de las vías biliares, es el que tiene mayor índice de resecabilidad, permitiendo una cirugía radical con buenos resultados. Suele aparecer a partir de los 45 años y su frecuencia aumenta con la edad, siendo más común entre los 60 y los 70 años. En cuanto al sexo, hay un ligero predominio en los hombres sobre las mujeres. Este tipo de tumor presenta un crecimiento lento y durante un tiempo permanece silencioso. Se manifiesta por astenia, anorexia, pérdida moderada de peso y dolor constante, además de cierta ictericia.

Los resultados de los estudios publicados hasta ahora confirman que la resección o extirpación endoscópica tiene los mismos resultados en cuanto a curación de la enfermedad que la opción quirúrgica tradicional, pero con una disminución significativa de la mortalidad y la morbilidad asociada a la cirugía, gracias a su elevado porcentaje de éxito y el bajo índice de complicaciones que presenta, ya que evita tener que extraer parte del páncreas y del duodeno para la eliminación del tumor.

Este tipo de abordaje, que no requiere de ninguna incisión exterior, se realiza por medio de un endoscopio, es decir, un tubo flexible de alrededor de un centímetro de diámetro y algo más de 100 cm de largo, que se introduce por la boca y se hace avanzar por todo el intestino superior.

Se trata de un dispositivo que permite ver el interior del mismo, ya que dispone de una cámara de video en su extremo, cuya imagen se ve a través de un monitor. Además, cuenta con varios canales en su interior por donde se pueden introducir aquellos instrumentos necesarios para la realización de la intervención con las mayores garantías.

Esta primera intervención realizada en Huelva ha corrido a cargo de la doctora Ana Bejarano, responsable de la Unidad de Aparato Digestivo, junto con el equipo de endoscopia del Hospital Juan Ramón Jiménez. La paciente fue dada de alta a las 24 horas de la operación y sin registrar ningún tipo de incidencia.

Estos procedimientos, llevados a cabo por los profesionales del servicio de Aparato Digestivo de los hospitales de Huelva, se enmarcan dentro del nuevo proyecto de la Unidad, que camina con paso decidido hacia la creación de una unidad de endoscopia terapéutica avanzada, aumentado las prestaciones y la calidad asistencial para todos los pacientes de la provincia de Huelva.

Este tipo de técnicas, de gran complejidad y que precisan de un entrenamiento endoscópico avanzado por parte de los profesionales que lo realizan, solo se lleva a cabo en los hospitales con los servicios de Aparato Digestivo y Endoscopia más desarrollados del país y supone, para la provincia, un salto cualitativo en el tratamiento de los tumores localizados en la parte alta del intestino, al tratarse de un método mínimamente invasivo y de carácter ambulatorio, pero que presenta unos resultados muy positivos de seguridad y permite al paciente irse a casa en apenas 24 horas, ha informado el centro hospitalario en una nota.

Esta nueva técnica, que además de compleja requiere de un equipamiento muy desarrollado y de alta resolución, viene a reforzar la cartera de servicios que están poniendo en marcha las distintas unidades asistenciales de los centros hospitalarios de Huelva, con el fin de mejorar la respuesta del sistema sanitario público al cáncer y otras enfermedades graves, sin necesidad de trasladar al paciente a centros hospitalarios de otras provincias.

El cáncer ampular es un tipo de tipo de tumor duodenal, localizado en el órgano que se conoce como la Ampolla de Vater, que es la estructura del intestino delgado en la que desembocan los conductos procedentes de la vesícula biliar y del páncreas, y supone en la actualidad el cinco por ciento de los tumores digestivos que se diagnostican en los países desarrollados.

Dentro de los tumores de las vías biliares, es el que tiene mayor índice de resecabilidad, permitiendo una cirugía radical con buenos resultados. Suele aparecer a partir de los 45 años y su frecuencia aumenta con la edad, siendo más común entre los 60 y los 70 años. En cuanto al sexo, hay un ligero predominio en los hombres sobre las mujeres. Este tipo de tumor presenta un crecimiento lento y durante un tiempo permanece silencioso. Se manifiesta por astenia, anorexia, pérdida moderada de peso y dolor constante, además de cierta ictericia.

Los resultados de los estudios publicados hasta ahora confirman que la resección o extirpación endoscópica tiene los mismos resultados en cuanto a curación de la enfermedad que la opción quirúrgica tradicional, pero con una disminución significativa de la mortalidad y la morbilidad asociada a la cirugía, gracias a su elevado porcentaje de éxito y el bajo índice de complicaciones que presenta, ya que evita tener que extraer parte del páncreas y del duodeno para la eliminación del tumor.

Este tipo de abordaje, que no requiere de ninguna incisión exterior, se realiza por medio de un endoscopio, es decir, un tubo flexible de alrededor de un centímetro de diámetro y algo más de 100 cm de largo, que se introduce por la boca y se hace avanzar por todo el intestino superior.

Se trata de un dispositivo que permite ver el interior del mismo, ya que dispone de una cámara de video en su extremo, cuya imagen se ve a través de un monitor. Además, cuenta con varios canales en su interior por donde se pueden introducir aquellos instrumentos necesarios para la realización de la intervención con las mayores garantías.

Esta primera intervención realizada en Huelva ha corrido a cargo de la doctora Ana Bejarano, responsable de la Unidad de Aparato Digestivo, junto con el equipo de endoscopia del Hospital Juan Ramón Jiménez. La paciente fue dada de alta a las 24 horas de la operación y sin registrar ningún tipo de incidencia.

Estos procedimientos, llevados a cabo por los profesionales del servicio de Aparato Digestivo de los hospitales de Huelva, se enmarcan dentro del nuevo proyecto de la Unidad, que camina con paso decidido hacia la creación de una unidad de endoscopia terapéutica avanzada, aumentado las prestaciones y la calidad asistencial para todos los pacientes de la provincia de Huelva.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios