Jueves, 23.11.2017 - 08:58 h

Junta dice que Ortopedia Infantil del HUVR funciona con normalidad y PP-A le afea su "soberbia" ante renuncias

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asegurado este miércoles que la Unidad de Ortopedia Infantil del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla "funciona con normalidad" desde el mes de septiembre tras la renuncia "por motivos personales" de cuatro de sus miembros, mientras que el PP-A ha señalado que la gestión del Gobierno andaluz ante esta circunstancia ha sido "nefasta" y le ha reprochado que por su "soberbia" y falta de humildad "se ha desmantelado la unidad".

Durante su comparecencia ante el Pleno del Parlamento andaluz para informar sobre la situación de la referida Unidad de Ortopedia Infantil, Álvarez ha reiterado que la salida de cuatro de sus componentes "fueron decisiones de personales y no corresponde ni a la Junta ni al Parlamento entrar a valorarlo, solo podemos respetarlo y poner las medidas necesarias para que no afecten a los pacientes".

Ha explicado que entonces se procedió a reordenar la unidad para "mantener la misma calidad, seguridad y que siga siendo una unidad de referencia acreditada", además de que se trabajó para dar tranquilidad a los padres de los pequeños y aportarles toda la información posible.

Así, ha desgranado algunas de las medidas adoptadas por el SAS tras la renuncia de los cuatro profesionales de la Unidad de Ortopedia Infantil, de manera que ha explicado ya se incorporó un facultativo que ya estuvo cinco años en la misma, se ha procedido a la contratación de otros dos, y el 1 de octubre se incorporará un quinto profesional.

De la misma manera, ha manifestado que se ha reforzado el trabajo del servicio, se ha configurado una nueva estructura en las consultas externas, o que durante agosto se han revisado todos pacientes incluidos en el decreto de demora. Con todo, ha señalado que en el mes de septiembre "la Unidad ha recuperado su actividad con normalidad".

Así las cosas, la consejera de Salud ha pedido al PP-A que sea responsable y ha criticado que busque "sacar rédito político anunciando el desmantelamiento o cierre de una Unidad que además atiende a una población tan sensible como es la pediátrica", pues, ha insistido, "es falso que se desmantele".

Por todo, Álvarez ha reprochado a los populares que vuelvan a "atacar" a la sanidad pública andaluza y ha advertido que "en política no todo vale" pues, a su juicio, lo que hace el PP-A es "utilizar unos hechos para intentar crear una alarma injustificada para atacar a la sanidad pública frente a la privada".

Y es que, como ha insistido, una vez que los cuatro profesionales decidieron abandonar el centro, el Hospital "respondió con rapidez, rigor y contundencia reorganizando la unidad, para mantener el servicio con los estándares de calidad propios de unidad de referencia".

PP-A: "LA JUNTA LE FALLA A LOS PROFESIONALES"

Por el PP-A, la parlamentaria Patricia del Pozo, ha advertido a la consejera que los profesionales sanitarios "no quieren saber nada de la Junta y están hartos de trabajar sometidos a una presión insoportable". "Se van a la mínima que encuentran un lugar donde los valoren", ha agregado la diputada, quien ha afeado al Gobierno andaluz que haya entrado en una dinámica en la que "todo le da igual, aunque dimita en bloque el equipo médico de la Unidad de Ortopedia Infantil, de referencia nacional".

En este sentido, Del Pozo ha aseverado que la gestión de la Consejería de Salud ante este asunto ha sido "impresentable", toda vez que entiende que si hubiera actuado con más humildad, "se hubiera evitado el desmantelamiento de la unidad". "Su soberbia ha sido inadmisible cuando había tanto en juego", ha apostillado antes de lamentar que no aceptaran ninguna de las cuatro salidas que planteó el jefe de servicio cuando anunció su intención de trabajar también en la privada.

"Cuando tocó decidir entre apoyar a los profesionales o asumir determinadas negociaciones políticas, se optó por lo segundo y se quedaron por el camino algunas personas importantes", ha lamentado la parlamentaria del PP-A, quien ha incidido en que si bien el compromiso de estos profesionales con la pública es incuestionable, "falla el compromiso del Gobierno andaluz con sus profesionales sanitarios".

Así, Del Pozo ha abundado en que "el esperpento" de la gestión de la Junta en este asunto "tiene un coste muy alto para la sanidad andaluza", a la par que ha acusado a la Junta de permitir que esto ocurra y "no poner medidas para que no perdamos esta unidad de referencia, que ha dejado de cumplir los requisitos".

"Lo teníamos todo en esta unidad de referencia y lo hemos perdido por la nefasta gestión que se ha hecho del problema", ha insistido la diputada del PP-A, que también ha afeado a la consejera que no se haya interesado por saber qué ha ocurrido en esta unidad en una actitud, a su juicio, "prepotente". Ha lamentado la "indiferencia" de la Junta, que "no ha luchado por recuperar a este equipo".

Por todo, Del Pozo ha reclamado a Álvarez que cuide a los profesionales sanitarios, que lo incentive y defienda de ciertas decisiones políticas, que arregle "con seriedad" esta unidad y que cuente con ellos a la hora de tomar decisiones.

"Los profesionales de van a la privada porque no soportan la precarización y politización de la pública", ha proseguido la popular, que ha pedido a la consejera que haya un diagnóstico guiado por la profesionalidad, "no por el sectarismo y la politización", y que dialogue con los profesionales.

Ahora en portada

Comentarios