Sábado, 21.10.2017 - 05:33 h

Osakidetza no detecta ningún caso más de tuberculosis entre personal de Cruces y pacientes de neonatal

El Servicio vasco de Salud, Osakidetza, ha asegurado que no ha detectado ningún caso más de tuberculosis entre su personal ni en los 200 pacientes de neonatal del Hospital de Cruces a los que se ha hecho seguimiento, después de que un trabajador del centro diera positivo a las pruebas médicas practicadas el pasado 8 de septiembre.

En un comunicado, Osakidetza ha asegurado que, tras activar ese mismo día el protocolo de actuación establecido en el Programa de Tuberculosis de Euskadi, los resultados de las pruebas realizadas a más de 200 menores ingresados en la Unidad neonatal del Hospital Universitario Cruces entre febrero y septiembre de 2017, "han sido todos negativos".

Según ha apuntado, en coordinación con la Dirección de Salud Pública del Gobierno Vasco, puso en marcha las medidas preventivas fijadas en el protocolo "tras haber detectado un caso de tuberculosis pulmonar" en un profesional sanitario que desarrolla su labor en la Unidad neonatal del Hospital Universitario de Cruces.

El Servicio vasco ha añadido que, desde la detección de este caso, "y siguiendo las pautas indicadas", se practicaron pruebas diarias a 50 menores "para determinar si habían sufrido contagio", todas ellas con resultado negativo.

Además, mantiene el estudio de los familiares de los niños "para la detección precoz de casos secundarios", sin haberse detectado, hasta la fecha, "ningún contacto positivo".

Por otra parte, el comité de Seguridad y Salud del Hospital Universitario de Cruces, ha aplicado a lo largo de esta semana las "medidas pertinentes" tras facilitar "toda la información necesaria" a los más de 100 trabajadores del hospital que podrían haber estado expuestos, "sin haberse registrado tampoco hasta ahora ningún caso positivo al bacilo de la tuberculosis".

EFECTIVIDAD DE LA MEDICACIÓN

Por otra parte, tras analizar el tipo de bacilo de tuberculosis implicado, se ha confirmado que "es sensible a la medicación preventiva aplicada", por lo que su efectividad "va a ser máxima".

Por último, ha garantizado que "continuarán aplicando las medidas preventivas recogidas en el protocolo de actuación del Programa de Tuberculosis de Euskadi", y ha agradecido, tanto "el trabajo del personal de Osakidetza" como "la colaboración de las personas que han participado en la aplicación de este protocolo".

Ahora en portada

Comentarios