Insólito CIS: cosas que nunca imaginamos que pensaban los españoles

  • No les importan los refugiados, apenas les preocupa el fraude fiscal y no sienten remordimientos por la violencia del género. Son datos sacados de la encuesta del CIS.

Refugiados

Refugiados lainformacion.com

La encuesta del CIS que se acaba de publicar ha dado muchas noticias. Lo que pocos se han parado a mirar son los datos de la opinión de los españoles sobre la violencia de género, el estado centralista, el fraude fiscal, los refugiados o la felicidad. Son datos contradictorios, pero al fin y al cabo es lo que responden los españoles en esta encuesta a escala nacional.

El Estado igual o más centralista

Los españoles no quieren más descentralización. El último barómetro del CIS refleja que el 38,2% de los ciudadanos está satisfecho con el actual modelo territorial. Pero, sorpresa: casi un 20% prefiere un Estado con un único gobierno central sin comunidades autónomas. Lo más insólito es que un 10,3% estaría de acuerdo en que los gobiernos regionales tengan menor autonomía que en la actualidad. En resumen, el 68,5% quiere un estado más centralista o igual que ahora. En el otro extremo de las opiniones, hay un 10,7% de españoles que prefiere un Estado que reconozca a las comunidades la posibilidad de convertirse en estados independientes.

Español, pero también de mi pueblo

Los españoles nos sentimos orgullosos de nuestro país, en general, y de nuestra ciudad, en particular. La mitad de los españoles encuestados no solo valoran su país, sino también la localidad o la comunidad autónoma a la que pertenecen.

Pero no todo es sentimiento nacional. Un 18,3% prefieren usar únicamente el gentilicio de su ciudad o comunidad antes de llamarse español.

La violencia contra la mujer no preocupa

La violencia de género y el maltrato a la mujer es un tema que está en los medios de comunicación. Pero solo el 1,9% de los españoles lo considera como un problema. ¿Falta de conocimiento real de la situación o solo querer mirar a otro lado?

Parece que no son suficientes las campañas de concienciación sobre el maltrato. Solo al 2,3% de las mujeres les preocupa la violencia de género, índice muy bajo si nos fijamos en que 43 mujeres fueron asesinadas de manos de sus parejas en 2016. Además, la diferencia con las preocupaciones de los hombres es muy similar; ya que a ellos les importa el 1,2% del total de esos casos en España.

Mentimos sobre la corrupción

La corrupción y el fraude son la segunda preocupación de los españoles (33,8%). Sin embargo, el fraude fiscal, que es una forma de corrupción (la economía sumergida), apenas importa a un 0,3% de los españoles. ¿Será porque lo hacemos todos?

Por otro lado, el número de españoles emigrados ha aumentado un 56% desde el inicio de la crisis, pero la emigración sólo preocupa al 0,5% de los españoles. En cambio, la inmigración sí que preocupa: concretamente a un 3,8% de los encuestados.

¿Y sobre la pobreza energética? Todo el mundo recuerda el caso de una anciana que murió en un incendio en su vivienda provocado por una vela queprendió su colchón ya que no podía pagar la factura de la luz. Pero sólo al 0,2% de los encuestados les preocupa la subida de las tarifas energéticas.

No confiamos en Rajoy pero sí en el PP

La mitad de los españoles afirma no tener ninguna confianza en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sólo un 5% de la población encuestada declara tener ‘mucha confianza’ en el líder del Partido Popular. Aún así, su partido seguiría siendo la fuerza política que gobernaría España en el caso de que hoy se celebrasen nuevas elecciones.

Frente a un 17% de los encuestados que aseguran sostener bastante confianza en él, un 30% le ve como un líder que transmite poca tranquilidad. Esta escasa confianza por nuestro presidente contrasta con la última encuesta de popularidad en la que Mariano Rajoy supera al líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

El PP, ¿un partido de izquierdas?

Muchos españoles piensan que el Partido Popular se coloca ideológicamente más a la izquierda que a la derecha. Concretamente, un 4%. Con esos datos, quizá no es tan raro que en un país que se considera de izquierdas (el 57,04% de la población) tenga en el poder un Gobierno de derechas. 

A pesar de la recuperación, la economía va fatal

Ni las cifras macroeconómicas, ni la eterna cantinela del gobierno parece haber calado en una población que aún no hace suya la recuperación. Un 54% de los encuestados ve la situación económica “igual” a la del año pasado. Pero casi un 60% por ciento califica la situación actual de “mala o muy mala”.

Únicamente el 4,3% de los españoles considera la situación económica como “buena” y solo un 0,2% como “muy buena”. ¿Y en el futuro? El 43% piensa que el año que viene todo seguirá “igual”, y únicamente el 25% se atreve a aventurar que habrá una mejoría. Datos que reflejan una actitud pesimista de la sociedad, que contrasta con las estimaciones del Gobierno que a finales del año pasado auguraban un crecimiento del PIB del 2,5%.

Los pensionistas son los más pesimistas

No son los jóvenes los más pesimistas, a pesar de que sufren más paro: 6 de cada 10 creen que la situación sigue exactamente igual que el año pasado. En cambio, el 20% de los jubilados cree que la situación económica va a “empeorar” el año que viene, a pesar de que el gobierno aprobó una leve subida de las pensiones del 0,25% a finales del año pasado. En el lado opuesto, están los grandes empresarios y altos funcionarios: 4 de cada 100 tienen la certeza de que el año que viene la economía remontará.

Los jóvenes españoles dejan de aprender

Cuatro de cada diez chicos y chicas de 18 a 24 años cree que no aprenderán nada nuevo este año, y que su nivel de formación será el mismo que en 2016. ¿Falta de recursos o falta de ambición? Esta cifra sube hasta seis de cada diez en la franja de 25 a 34 años. La dificultad de los jóvenes para incorporarse al mercado laboral les obliga a especializarse constantemente y adquirir nuevas habilidades, pero las tasas académicas se han disparado y el empleo escasea. 

Las preocupaciones no suelen quitarnos la felicidad

¿Paro? ¿Corrupción? ¿Problemas con la vivienda? ¿Recibo de la luz? Nada. Los españoles somos muy felices. El 74,7% de los españoles puntuamos con un 7 o más nuestro nivel de felicidad. Además, los muy felices –los que pusieron una nota de 10 a su felicidad– son tres veces más de los que se encuentran en el suspenso, que solo representan un 4%. 

Este reportaje ha sido elaborado por los alumnos del Máster de Periodismo de Datos del Centro Universitario Villanueva de Madrid.

Cristina Cándido (@ccandidop)

Antonio Hernández (@a_ahr1)

Ignacio Correa (@ignaciocorrea3)

Borja Galán (@borja_jitis)

Laura Martín (@Lauramartingr)

Rocío López (@rociolopezm5)

Nicol Montilla (@NicoolMontilla)

Inés Cuervo (@inescuer)

Beatriz Carbajo (@beatrizcarbajo)

Xavier Martínez Galiana (@xaviermartg)

Coordinación: Carlos Salas (@ojomagico)