Alcaldes de cinco municipios ourensanos reclaman medidas especiales para reducir los incendios forestales


OURENSE|

Los alcaldes de cinco municipios ourensanos afectados por las llamas en las últimas horas han reclamado medidas especiales para evitar que se reproduzcan situaciones como las vividas a lo largo de la pasada madrugada, en la que las llamas llevaron a plantear la evacuación de varias localidades de la Ribeira Sacra y la comarca de Verín.

Entre las propuestas señalan la puesta en marcha de un operativo especial para la provincia que tenga en cuenta sus características especiales (vegetación más seca y mayores temperaturas); políticas que incidan en la prevención, así como un aumento de la presión sobre los incendiarios.

"Ahora está todo controlado, pero hemos pasado una noche muy mala" ha señalado Francisco Rodríguez, alcalde de Chandrexa de Queixa (Ribeira Sacra). El regidor ha explicado que entorno a las 23,00 horas de ayer martes se llegó a plantear la evacuación de la localidad de Carballo en donde "residen unas 16 personas", pero que "la situación se pudo controlar" gracias a la actuación de motobombas, brigadas y los servicios de Protección Civil que realizaron un cortafuegos con un bulldozer.

CHANDREXA, LAS LLAMAS A 50 METROS DE LAS CASAS

En la mañana de este miércoles tres hidroaviones y dos helicópteros han enfriado el perímetro del incendio para evitar nuevos brotes y su propagación. Sin embargo, el regidor ha recordado que las llamas "se quedaron a 50 metros de las casas".

El incendio comenzó en O Burgo, en el vecino municipio de Castro Caldelas, en torno a las 18,27 horas y en Chandrexa afectó especialmente a monte bajo. Para Rodríguez las llamas "han sido provocadas", tanto por "la hora" en la que comenzó como porque ayer --martes-- "no fue un día especialmente cálido".

"El invierno va a ser complicado, porque hay mucha sequía y el monte está peligrosísimo porque no hay agua", ha advertido el alcalde.

Su homóloga en Castro Caldelas, donde se iniciaron las llamas, ha explicado que las brigadas anti incendios tuvieron que cargar sus motobombas en la piscina fluvial "porque los depósitos de Medio Rural se habían agotado".

UNA "EXPERIENCIA HORROROSA" EN CASTRO CALDELAS

La alcaldesa Inés Vega ha asegurado que los vecinos de O Carballo y Valdemiotos "han vivido una experiencia horrorosa" ante la posibilidad de ser evacuados y "al ver arder una zona emblemática" de la Ribeira Sacra.

Para la regidora "todos los indicios apuntan" a que el fuego haya sido intencionado. Así, se ha referido a la aparición de tres focos en torno a las 18,30 horas y otros dos diferentes, en otra ladera de la sierra dos horas más tarde.

Vega ha reclamado a las administraciones implicadas en la lucha contra los incendios "sentarse y reflexionar en busca de soluciones", como paso previo para poner en marcha "un plan serio" en el que se incida "especialmente en la prevención".

En este sentido, ha recordado que en los últimos años su ayuntamiento ha apostado por limpiezas y desbroces de caminos, así como por "poner en valor la superficie forestal" porque "una tierra que es rentable no arde".

De hecho, la regidora ha explicado que en los últimos tres años "apenas ha habido pequeños conatos" en el municipio, al contrario que en otras zonas de la provincia.

VERÍN RECLAMA UN OPERATIVO ESPECIAL PARA LA PROVINCIA DE OURENSE

"Al final siempre somos la provincia más afectada por los incendios, especialmente en la comarca de Monterrei", ha señalado, a su vez, el teniente alcalde de Verín, Diego Lourenzo, que ha reclamado a Medio Rural "que la provincia de Ourense tenga un operativo diferenciado" para luchar contra el fuego.

Lourenzo ha reclamado "un plan propio" para la comarca de Monterrei "que siempre encabeza las superficies arrasadas por el fuego" y para la provincia, que se adapte a las características especiales de Ourense, donde "hace más calor y hay más vegetación seca".

Verín sufrió ayer los efectos de un incendio iniciado en el vecino municipio de Monterrei y que dejó sin luz a cerca de 15.000 personas entre las 19,00 y las 23,00 horas, debido al corte de las líneas de Alta tensión solicitado por Emergencias de Galicia.

Lourenzo ha explicado que los equipos de extinción de incendios de Verín colaboraron "hasta las seis de la madrugada" en la extinción de los incendios de los municipios limítrofes de Monterrei y Oímbra.

El alcalde de Monterrei, José Luis Suárez, ha confirmado que ha pasado gran parte de la noche en vela porque las llamas "estuvieron muy cerca de las localidades de Albarellos y Villaza" aunque "finalmente no hubo que evacuar".

"TODOS LOS AÑOS ESTAMOS IGUAL", SEÑALA EL ALCALDE DE MONTERREI

"La gente está harta y desesperada porque todos los años estamos igual", ha dicho Suárez. El regidor apunta a la presencia de "delincuentes que plantan en el monte" y reclama "hacer algo para localizarlos y ponerlos a disposición judicial".

Suárez ha confirmado que en septiembre convocará una reunión de la Mancomunidad de Verín para "implicar" a todos los municipios y comunidades de montes "en la búsqueda de una solución". También ha reclamado la "colaboración" de los vecinos para "denunciar" a los incendiarios.

OIMBRA ANIMA A LOS VECINOS A DENUNCIAR A LOS INCENDIARIOS

En esta misma línea se ha manifestado Alfonso Villarino, portavoz del municipio de Oimbra (Verín), donde las llamas se acercaron "a 150 metros de las casas" en la zona de O Rosal y que apunta a la presencia de "alguien que quiere hacer mal" porque "este año ha habido tres o cuatro intentos, y siempre en horario nocturno".

Villarino ha pedido a los vecinos que "si tienen sospechas" informen a los agentes de la Guardia Civil desplazados a la zona y ha pedido más medidas de prevención.