El partido de Uribe se reunirá con las FARC este jueves en Bogotá


BOGOTÁ|

El senador colombiano Roy Barreras, miembro de la mesa de negociaciones del Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha confirmado este miércoles que mañana, jueves, se reunirán portavoces del Centro Democrático, el partido del expresidente Álvaro Uribe, y la guerrilla en la capital.

El encuentro, del que todavía no se saben más detalles, tendrá lugar en Bogotá, aunque todavía se están llevando a cabo las "labores logísticas" para poder celebrarlo, según ha informado Cable Noticias.

Durante las próximas horas, las FARC elegirán a los juristas que participarán en el encuentro con el expresidente, principal impulsor de la campaña del 'no' para el plebiscito y férreo contrario al acuerdo de paz sellado con Santos.

El senador ha asegurado que "la paz se va a salvar". "Eso está claro y por encima de la paz no puede estar ninguna persona, por importante que sea", ha señalado.

Este mismo martes, el negociador de las FARC 'Rodrigo Granda' insistió en que estudiar las propuestas presentadas por los impulsores del 'no' no supone echar por tierra toda la negociación ni revertir todo lo sellado con el Gobierno.

La guerrilla, que había aceptado revisar todo lo planteado por estos sectores, a los que ambas delegaciones se han comprometido a tener en cuenta para avanzar hacia una paz definitiva que ponga fin al conflicto de más de medio siglo, había descartado que se fuera a celebrar un encuentro directo con los impulsores del 'no', principalmente los expresidentes Uribe y Andrés Pastrana, sino que sólo se reunirán con delegaciones del Ejecutivo.

"Nosotros lo que estamos diciendo es que ellos presentan al Gobierno colombiano unas propuestas y el Gobierno colombiano y las FARC son quienes componen la mesa de diálogo", explicó el guerrillero.

El pasado 2 de octubre, 50,21 por ciento de los colombianos votó 'no' al acuerdo de paz, dejándolo sin efecto. Ahora, planea la posibilidad de reabrir las negociaciones con la guerrilla pero con una delegación más plural en la que participen también los partidarios del 'no'.