FÚTBOL Una gran España le saca brillo al VAR para ganar 0-2 en Francia

Una casa giratoria que ahorra y regala las vistas que más te apetezcan

  • Es el primer proyecto de casa giratoria

  • Su precio ronda entre los 753.000 euros

Una casa giratoria que ahorra y regala las vistas que más te apetezcan

Una casa giratoria que ahorra y regala las vistas que más te apetezcan

Nos gusta soñar, soñar a lo grande, fantasear con que podemos tener todo aquello que se nos pasa por la cabeza. Imaginar, por ejemplo, que nuestra casa puede girar en función de la posición del sol o para disfrutar de las vistas que más nos apetezcan en el momento que queramos. A veces la realidad supera a la ficción y si no, que se lo digan a laempresa andaluza, Sun House, que ha conseguido crearSUNHOUSE360º. La primera casa que gira adaptándose a la orientación más óptima para disminuir el requerimiento energético de la vivienda en cada situación. Esta vivienda combina diseño contemporáneo y la última tecnología. Puede llegar a ahorrar un 70% en el consumo energético frente a una vivienda convencional, gracias a su capacidad de giro.

La vivienda trata de aprovechar al máximo la radiación solar para calentar el interior de la casa. "A través de su sofisticado sistema domótico de giro, SH360 le permite maximizar, en cada momento del día, los niveles de confort térmico en su vivienda, a la vez que disfrutar, a su elección, de las mejores vistas que desee desde la estancia de la vivienda que usted elija", asegura la empresa.

¿Cuál puede ser el coste de una casa de estas características? El modelo base de SUNHOUSE360º tiene un precio de venta al público desde 3.000€/m2 + IVA, para España. Sin embargo, fuera de nuestras fronteras se suman los costes del transporte de material, alojamiento y dieta de operarios y equipo técnico. La vivienda tiene estructura de madera y metal, con un área construida interior de 251 metros cuadrados y 237 metros de espacio exterior. Por lo que costaría alrededor 753.000 euros, sin contar con el IVA y ni la decoración interior. Y es que a veces soñar no es gratis...