El retraso del nuevo gobierno frena a los inversores... y mucho

  • Los analistas consultados diferencian entre inversiones empresariales, en las que se ignoran las futuras reglas de juego, que las financieras, rápidas y líquidas.

  • Unos consideran que el retraso ralentiza decisiones, y otros que hay margen y no afecta todavía a inversiones extranjeras, aunque subrayan el factor "incertidumbre".

Pedro Sánchez sigue desde el Congreso las negociaciones del PSOE para su investidura

Pedro Sánchez sigue desde el Congreso las negociaciones del PSOE para su investidura

El paso del calendario en la formación del nuevo gobierno está creando una dosis de "incertidumbre" en los inversores extranjeros, ante la que analistas y asesores se muestran cautos.

El denominador común entre los profesionales consultados por lainformacion.com es que conviene distinguir entre inversores empresariales y los de mercados financieros.

El impacto está siendo más perjudicial en los primeros, los de negocios, que en los segundos, donde la inversión es más volátil, según ha podido constatar este medio. Y si han perdido desde enero parte de sus ganancias anteriores, tiene más que ver con la coyuntura internacional que con la formación del nuevo gobierno, salvo en un aspecto: la hipotética participación de Podemos en un gobierno de coalición con el PSOE.

Antonio García del Barrio, profesor del IEB y director del Global MBA del IEDE, señala que "el tiempo juega en contra, aunque es cierto que los negocios son diferentes si se trata de inversiones en los mercados financieros". "Como economista, mi valoración es que el programa de Podemos es surrealista.

Presentar un programa con un gasto público de 96.000 millones de euros es surrealista y a los inversores les pone nerviosos.Los inversores extranjeros tienen miedo a Podemos", asegura.

Javier Santacruz, economista e investigador, y analista de China Capital, señala que "mientras los grandes se pelean, hacen más fuerte a Podemos. Aunque tarde más, un gobierno de los dos más grandes, con Ciudadanos "ahí", no estaría mal. Las empresas del Ibex quieren coalición, pero no es nada fácil".

En la misma línea, Daniel Pingarrón, de IG, afirma: "Preferiría una coalición de tres fuerzas, algo similar a la gran coalición". Y va más lejos: "Antes que ver a Podemos en un gobierno, serían preferibles nuevas elecciones. En su programa se refiere a un gasto de 96.000 millones de euros y un aumento de la presión fiscal, que se traduciría en el Impuesto sobre Sociedades de las empresas que cotizan", añade.

Victor Alvargonzález, director de estrategia de Tressis, prefiere no inmiscuirse en la diatriba política, pero lanza un aviso a navegantes: "En España tenemos un factor específico, que es la incertidumbre en la formación del gobierno. Las incertidumbres, del tipo que sean, no son buenas para los mercados financieros".

Los plazos no afectan, ¿ó sí afectan?

Daniel Pingarrón considera que "el retraso en la formación del nuevo gobierno no está afectando a los inversores extranjeros. Existe todavía un margen razonable para formar gobierno. Los activos españoles cotizados no reflejan deterioro y están en línea con los valores europeos"

A su juicio, "no tenemos datos suficientes para medir la inversión extranjera actual respecto a la anterior. Podemos hablar de sensaciones, que siempre tienen un componente subjetivo. Pero en enero y febrero no hay información suficiente".

Javier Santacruz y Antonio García del Barrio valoran los plazos de modo diferente, aunque reconocen que se refieren a todo tipo de inversiones.

Por ejemplo, Santacruz considera que "el retraso supone una ralentización, entre otros factores porque los inversores extranjeros desconocen la fiscalidad y las reglas del juego en que se van a mover".

A finales de 2013 -añade- se produjo "un castigo fiscal a la fuga de capitales, y de esos frenos que se pusieron es más costoso salir. La opción más sensata para el inversor extranjero es esperar", señala, en línea con Victor Alvargonzález: "Un inversor financiero, en renta variable ó en renta fija, puede esperar el tiempo que sea necesario. En el contexto actual, a algunos les toca ahora esperar y ver".

Javier Santacruz pone el acento en las inversiones en un sentido amplio. En su opinión, "las grandes empresas y multinacionales están a la espera de las deducciones a las que podrán acogerse o no". Además, "de los datos disponibles en la balanza de pagos sobre inversión directa en España podemos deducir que 'se ha congelado'".

Antonio García del Barrio pone nombres y apellidos: "La no presentación de Rajoy, a la investidura, con más de siete millones de votos, generó dudas, y no han beneficiado nada los coqueteos del PSOE con Podemos". "Habría que valorar -sugiere- la opción de un presidente interino, de reconocido prestigio, porque los líderes de los partidos mayoritarios parecen muy enrocados".

El entorno municipal y otros mercados

Javier Santacruz ve importante en entorno municipal para el inversor extranjero. "La inversión extranjera depende de licencias y regulaciones municipales. Un ejemplo lo tenemos hoy mismo. En Barcelona tiene lugar el Mobile World Congress 2016, al que asisten cerca de cien mil personas de doscientos países, y no sabemos si se va a volver a celebrar el año que viene". Victor Alvargonzález prefiere poner el acento en relación a otros mercados. "El inversor extranjero no mira sólo, desde hace tiempo, la solución política española, porque existe un componente latinoamericano en nuestro Ibex".

"En los resultados de las empresas españolas -anota- hay un factor a tener en cuenta que es Latinoamérica, los mercados emergentes, que tienen problemas".

En cuanto a China, el directivo de Tressis subraya: "Que China pueda tener un aterrizaje forzoso, y no suave, de su economía, es un factor que afecta a todo el mundo".

La agencia de calificación de riesgos Moody's ha señalado que "sea cual sea la composición del nuevo gobierno" en España, es improbable que se adopten nuevas reformas estructurales en los próximos tres ó cuatro años.