Obama pedirá 634.000 millones de dólares para la reforma sanitaria

  • Washington, 26 feb (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pedirá en el presupuesto que presentará hoy al Congreso un fondo de 634.000 millones de dólares en diez años para acometer una reforma del sistema sanitario, informaron fuentes gubernamentales.

El presupuesto de Obama incluye 250.000 millones de dólares más para la banca

El presupuesto de Obama incluye 250.000 millones de dólares más para la banca

Obama pedirá 634.000 millones de dólares para la reforma sanitaria

Obama pedirá 634.000 millones de dólares para la reforma sanitaria

Washington, 26 feb (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pedirá en el presupuesto que presentará hoy al Congreso un fondo de 634.000 millones de dólares en diez años para acometer una reforma del sistema sanitario, informaron fuentes gubernamentales.

Con esta medida, según las fuentes, el Gobierno estadounidense quiere "garantizar que cada ciudadano tiene acceso a cuidados sanitarios de calidad".

La mitad del fondo de reserva se sufragaría con nuevos impuestos a quienes ingresen más de 250.000 dólares al año y el resto, mediante un aumento de la eficiencia del sistema actual.

En la actualidad, se calcula que cerca de 48 millones de personas en EE.UU. carecen de seguro médico que les dé cobertura sanitaria.

Obama ha indicado que una de las prioridades de su mandato será la reforma del sistema de salud pública actual, aunque legisladores tanto demócratas como republicanos en el Capitolio han expresado preocupación por el costo que ello pueda acarrear.

El presidente estadounidense tiene previsto presentar hoy su primer presupuesto, que según avanzó en un discurso ante el Congreso reflejará "la cruda realidad" de la crisis económica que vive el país.

Según adelantó en su alocución, el presupuesto contendrá partidas para promover sectores imprescindibles a largo plazo, como la energía, la salud o la educación. También contendrá un aumento de sueldo para los militares.

Pero, puntualizó el presidente, los legisladores, tanto demócratas como republicanos, y él mismo, tendrán que "sacrificar algunas prioridades muy meritorias para las que no hay dinero".