Empleo considera irregular la actividad de Factoo y ordena su liquidación


  • Resuelve la descalificación de su matriz, la cooperativa Fidelis Factu, tras las denuncias de fraude laboral de la Inspección y con el informe favorable de la Abogacía del Estado.

  • La popular cooperativa de facturación para profesionales creada por Chema Escrivá deberá acudir ahora a la vía Contencioso-Administrativa si quiere sobrevivir.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. SANLÚCAR LA MAYOR (SEVILLA) | EUROPA PRESS

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha comunicado este jueves su decisión de descalificar a la cooperativa Fidelis Factu, matriz de la conocida cooperativa de facturación para profesionales Factoo, por la comisión de "numerosas conductas infractoras", acreditadas durante el procedimiento por fraude laboral abierto por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y certificadas por la Abogacía del Estado.

La resolución administrativa dictada por el Ministerio implica la liquidación de la actividad de Factoo en los términos en que se desarrolla en la actualidad, según fuentes del departamento, a la espera de que la compañía creada por Chema Escrivá decida acudir o no a la vía contencioso-administrativa para luchar por su supervivencia. Hasta ahora, todos los recursos planteados por la compañía con el asesoramiento legal del bufete Sánchez de León Abogados han resultado vanos.

El comunicado emitido por Empleo detalla que el informe de la Unidad Especializada de la Inspección de Valencia - localidad donde la compañía tiene su sede - relaciona la comisión de "numerosas conductas infractoras". Entre ellas, simular la consideración como 'socios-trabajadores' de lo que en realidad son profesionales por cuenta propia, que, en opinión de la Inspección, deberían cumplir con las obligaciones de alta y cotización propias del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En este sentido, la Inspección denuncia que durante los dos años de actividad de Factoo ésta ha tenido como supuestos 'socios-trabajadores' a 5.000 afiliados distintos, que en su mayoría permanecieron en alta laboral durante unos escasos días, lo que en su opinión supone una vinculación anómala y una utilización abusiva de la figura jurídica de la cooperativa. Algo, por cierto, que ya había sido denunciado tanto por el sector cooperativo como por las organizaciones representativas de autónomos.

La Inspección, y el informe de la Abogacía del Estado, entienden por tanto probado que Fidelis Factu (Factoo) "no realiza actividad cooperativizada alguna" y que además facilitaba la facturación irregular como trabajadores por cuenta ajena de profesionales que en realidad eran autónomos.

Así funciona Factoo

Factoo ofrece a los profesionales una vía sencilla y barata para facturar sus actividades más o menos esporádicas sin tener que preocuparse por el papeleo, sin tener que pagar la cuota de autónomos y a cambio únicamen del pago de una pequeña cuota de 30 euros, que se devuelve al darse de baja como 'cooperativista'. En el momento en que el profesional va a facturar un servicio, la cooperativa le da de alta como empleado por cuenta ajena durante los días o incluso horas que dure su actividad y se encarga de emitir la factura en lugar del trabajador.

Te interesa leer: El Ministerio de Empleo investiga las cooperativas de facturación por si suponen fraude laboral

En esta información del diario 20 Minutos se explica al detalle la operativa. "Al cobrar, (Factoo) te ingresa el dinero y aplica un 6% de gastos de gestión (su comisión), un 2% de IRPF, un 10% de Sociedades y un 6% de cotizaciones al Régimen General.  Las cuentas les salen a las tres partes. El cliente factura igual. La cooperativa se lleva la comisión. Y el trabajador se ahorra la cuota de autónomos, una de las quejas principales de los freelancers cuando su trabajo es esporádico y no llegan ni siquiera al salario mínimo".Factoo presume de la legalidad de esta operativa en su página web, en la que dice: "Bienvenido al mundo de los emprendedores felices y relajados. Un mundo donde es posible trabajar legalmente, cotizando a la Seguridad Social. Un mundo donde es posible facturar sin ser una empresa y sin realizar declaraciones de IVA e IRPF cada trimestre. Un mundo así es posible con factoo, un lugar perfecto para freelancers".

La operativa ha resultado no ser legal y como consecuencia de ello ese "lugar perfecto para freelancers" ha resultado ser algo menos perfecto, ya que algunos de ellos se enfrentan ahora a una investigación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que puede terminar obligándolos a pagar las cuotas de autónomos que pretendieron eludir en su día.

La decisión de Empleo sobre Factoo pone en el disparadero a un sector en claro auge. De hecho, desde Empleo se desliza que la apertura del procedimiento sobre Factoo, el pasado mes de febrero, ya desencadenó en su momento el cierre espontáneo de un buen número de estas cooperativas de facturación.