Los sindicatos amenazan con huelgas si el Gobierno nombra un mediador


  • Amenazan con una huelga a nivel nacional empezando por Manises y Alicante si se logra un acuerdo. Quieren un nuevo modelo de contratación de los servicios de seguridad.

  • Eulen y Prosegur estudian sumarse a la huelga, aunque las colas han desaparecido desde la intervención de la Guardia Civil.  

El Aeropuerto de El Prat mantiene la calma la tarde del primer día de huelga total

El Aeropuerto de El Prat mantiene la calma la tarde del primer día de huelga total EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA) | EUROPA PRESS

Los sindicatos siguen con sus amenazas y no están de acuerdo con la postura del Gobierno de, previsiblemente, nombrar a un mediador para solucionar el conflicto del Prat, donde ya no hay colas después de que la Guardia Civil interviniera en el mismo. La Federación de Servicios de UGT en la Comunidad Valenciana, no obstante, ha dejado claro que convocará huelga del personal de seguridad en los aeropuertos de Manises y Alicante si el Gobierno aprueba nombrar un mediador.

Según ha informado a Efe el responsable de esta sección sindical, Saturnino Martínez, "en los aeropuertos de Valencia y Alicante opera la compañía Prosegur, con la que hay interlocución y no tenemos más problemas que los derivados de una década de pérdida de derechos".

Sin embargo, ha apuntado que estas medidas de presión se plantean porque "la solución no es un mediador para El Prat que al final acuerde un complemento salarial más o menos cuantioso", sino porque quieren que el Gobierno saque un "modelo de contratación de estos servicios que respete el convenio estatal".

"Si el mediador logra un acuerdo en El Prat al día siguiente estarán de huelga todos los empleados de seguridad de los aeropuertos españoles, y por eso, si se nombra este mediador convocaremos huelga en Valencia y Alicante, ya está hablado a nivel estatal", ha confirmado.

"El problema -ha insistido Martínez- son las bajas temerarias y las empresas pirata que acceden a las licitaciones, muchas del mismo dueño, ya que con la última reforma laboral se imponen los convenios de empresa al nacional. Cada vez que van a un concurso se bajan los precios, y los empresarios no van a pérdidas, sino que quienes pagan los platos rotos son los trabajadores".  

El Gobierno aprobará previsiblemente un laudo

El Gobierno aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros extraordinario de esta tarde el laudo para resolver la crisis y emplazará a las partes a consensuar un árbitro.

El Ministerio de Fomento pretende resolver la crisis, que prevé conceder un plazo de tiempo a la empresa y a los trabajadores para consensuar la elección de un árbitro para el conflicto. Si no se ponen de acuerdo, sería el Ministerio de Fomento quien designe uno independendiente.

El Gobierno emprendió el fin de semana los pasos necesarios para aprobar el laudo de arbitraje obligatorio, con la elaboración de un informe previo de la Abogacía del Estado y el posterior traslado del asunto al Ministerio de Empleo antes de que pueda ser aprobado por el Consejo de Ministros.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, evitó dar detalles el lunes sobre el contenido del laudo e incluso eludió confirmar si será aprobado en la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de este miércoles.

Eulen y Prosegur amenazan con huelga

El comité de empresa de Eulen en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas podría sumarse a la huelga en solidaridad con sus compañeros del Aeropuerto de El Prat, protestas que sólo afectarían a las labores de facturación y vigilancia en terminales, y no a los arcos de seguridad como en Barcelona.

Así lo han confirmado fuentes del comité, que han insistido en que este encuentro "extraordinario" es sólo "para analizar lo que está ocurriendo y ver qué pasos va a dar el comité de Madrid". "Es muy pronto y no corresponde al comité, sino a los trabajadores, el decidir si hay o no alguna acción", han enfatizado.

Eulen es la empresa responsable de los arcos de seguridad en El Prat y su plantilla de vigilantes ha comenzado esta semana una huelga indefinida. Su protesta tiene origen en la falta de personal que perciben en el control de seguridad en los nuevos contratos, que consideran precarios, ya que no alcanzan los 900 euros mensuales según los sindicatos.

En cambio, Eulen en Barajas tiene otra labor, ya que los arcos compete en este caso a otra empresa, Prosegur. En el aeropuerto madrileño Eulen se encarga de la facturación y otras cuestiones de vigilancia en las terminales, han señalado fuentes sindicales.

Por otro lado, el Sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad (ATES) se reunirá el próximo 11 de septiembre con representantes de Prosegur para comprobar si ha habido avances en el acuerdo que se alcanzó el pasado julio.

Gracias al acuerdo el sindicato desconvocó el mes pasado varios paros parciales, y consiguió que la empresa aceptara una serie de demandas a cumplir "en un periodo de tres meses", han señalado las mismas fuentes sindicales. El plazo expira a finales del próximo mes de octubre.

En el acuerdo, los trabajadores reclamaban más contratación, una especialización en el convenio de vigilantes aeroportuarios dentro de su categoría profesional y mejoras varias en el funcionamiento y la organización de la empresa.

Para ATES la parte del acuerdo relativa a la contratación de personal se ha cumplido, pues se han contratado a nuevos trabajadores, pero aún no ha habido avances en la creación de la especialidad de vigilante aeroportuario, que, según el sindicato, se ha parado en agosto.

"A principios de septiembre se retomarán las negociaciones, porque de palabra y por escrito tienen muy buena voluntad de todo; veremos a ver como acaba este tema", han concluido.