Corea del Norte prueba una bomba que sería más potente que la de Hiroshima


La bomba de hidrógeno de Corea del Norte.

La bomba de hidrógeno de Corea del Norte.

Corea del Norte afirmó este domingo que la bomba de hidrógeno que ha probado hoy con "total éxito" puede ser instalada en uno de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBM), según anunció la televisión estatal norcoreana KCTV.

El ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, por su parte, ha asegurado que la explosión provocada por esa bomba tenía un poder destructivo de unos 70 kilotones, una potencia mucho mayor que la de anteriores artefactos ensayados por Pyongyang, según informa el diario nipón 'Nikkei'. Según esa autoridad del país asiático, el artefacto tiene una potencia 4 veces mayor que el de Hiroshima.

El nuevo ensayo atómico se llevó a cabo con un artefacto cargable en los misiles balísticos intercontinentales que ha desarrollado Pyongyang, señaló el medio estatal después de que un fuerte terremoto de origen artificial fuera detectado cerca de la base norcoreana de pruebas nucleares de Punggye-ri.

"El test fue realizado con una bomba con un poder sin precedentes", señaló la locutora Ri Chun-hee, la encargada de dar las noticias más importantes para el régimen, quien añadió que el ensayo tuvo "dos fases" y que no se ha producido "ninguna fuga de materiales radiactivos ni impacto adverso en el medio ambiente".

Te interesa leer:Corea del Norte lanza un misil que sobrevuela Japón y cae en el Pacífico

El nuevo ensayo armamentístico norcoreano fue ejecutado por orden directa del líder Kim Jong-un, según la KCTV, que mostró fotografías del mandatario en su despacho y sus habituales imágenes propagandísticas sobre anteriores lanzamientos de misiles.

Te interesa leer: Japón afirma que el misil disparado por Corea del Norte ha sobrevolado su territorio

La prueba "tenía como objetivo examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear, así como del nuevo diseño y estructura internos para manufacturar bombas H instalables en ICBMs", añadió la agencia estatal KCNA.

La potencia de la detonación detectada hoy por los organismos geológicos de países vecinos indica que se trató de un ensayo mucho más potente que los cinco anteriores ejecutados por el régimen.

En su penúltimo ensayo de este tipo, llevado a cabo en enero de 2016, Pyongyang ya afirmó que se trataba de una bomba de hidrógeno, aunque análisis posteriores apuntaron a que se trataba de un artefacto menos potente que una bomba H.

Trump convoca a la cúpula se seguridad nacional

Tras la detonación del artefacto, el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha reaccionado con una cadena de tuits en los que condena el nuevo desafío de Kim Jong-un, al que tacha de "muy hostil y peligroso para EEUU". Por este motivo, ha convocado a su equipo de seguridad nacional para valorar la situación.

Además ha considerado que Corea del Norte es "una vergüenza" para China", país al que acusa de "tratar de ayudar, pero con muy poco éxito". Respecto a Corea del Sur, el mandatario estadounidense ha asegurado que "se darán cuenta, como ya les advertí, de que sus intentos de diálogo no funcionan" y que Corea del Norte "sólo entiende una cosa".

Corea del Sur y EEUU analizan la situación

Los responsables de Seguridad de Corea del Sur y Estados Unidos en Seúl analizaron cómo responder a la situación creada tras el nuevo test nuclear. Según la oficina del presidente surcoreano, Cheong Wa Dae, altos funcionarios de ambos países trataron durante más de veinte minutos por teléfono la posible respuesta a este sexto ensayo nuclear del régimen de Pyongyang, informa la agencia Yonhap.

La conversación entre el responsable de la Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, y su homólogo estadounidense, el teniente general H.R. McMaster, se produjo apenas unos minutos después de que las autoridades de Pyongyang confirmarán la realización de la prueba.

Estas conversaciones se inscriben en la serie de contactos que ambas autoridades mantienen periódicamente tras los ensayos nucleares que realizan los norcoreanos y que ambos Gobiernos consideran una provocación, según las fuentes.

Por otra parte, el Gobierno de Japón ha asegurado que el propio McMaster le ha trasladado a su homólogo nipón, Shotarou Taniuchi, que Washington está firmemente comprometido con la defensa de Japón, incluso en caso de ataque nuclear.

McMaster ha trasladado este mensaje de garantías durante una conversación telefónica que ha mantenido con el director general del Consejo de Seguridad Nacional de Japón, según ha explicado en un comunicado el Ejecutivo de Tokio.

En el marco de la alianza entre Estados Unidos y Japón, el Gobierno estadounidense se ha comprometido a defender a Japón. El acuerdo poner a Japón bajo la protección de Estados Unidos en materia de amenaza nuclear, lo que conlleva que el Gobierno norteamericano podría responder a cualquier ataque contra territorio nipón con armas atómicas.