Theresa May busca en las urnas legitimar su Brexit duro


Theresa May busca en las urnas legitimar su Brexit duro

Theresa May busca en las urnas legitimar su Brexit duro

"Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora"Con estas palabras ha sorprendido la premier británica, Theresa May, al mundo al anunciar que el próximo 8 de junio Reino Unido volverá a las urnas. En esta ocasión no es para decidir sobre la Unión Europea sino sobre su futuro.

En esta sorpresiva aparición ante Downing Street (solo reservado para los grandes ocasiones)  ha acusado a los partidos de la oposición, en especial a los laboristas y nacionalistas escoceses, de entorpecer su estrategia de negociación del Brexit, por lo que ha pedido el voto a los conservadores para tener fuerza ante la Unión Europea e impulsar su plan para un Brexit duro. Mientras, el mundo aún trata de asimilar la salida de Reino Unido, un nuevo shock sacude al mundo.

La nueva posición de May ha dejado un poco desmayados a muchos, pues ella siempre dijo que su intención era seguir gobernando hasta que en el 2020 se cumpla el quinquenio conservador. “Hasta en al menos cinco ocasiones dijo que no convocaría nuevas elecciones”, ha explicado a www.lainformacion.com, el investigador del Real Instituto ElCano, Salvador Llaudes.

Sin embargo, ha sacado la calculadora y ha empezado a hacer cálculos. A día de hoy el Partido Conservador tiene una ligera mayoría de 330 diputados sobre un total de 650 escaños, frente 229 del Partido Laborista.

Las proyecciones dan a Theresa May una abrumadora mayoría absoluta. Una encuesta encargada por The Guardian señala que May encararía unas elecciones anticipadas con una ventaja sobre el partido laborista. El partido conservador obtendría un 46 por ciento de los votos, 21 puntos porcentuales más que los laboristas, algo que no ocurría desde Margaret Thatcher. Por otro lado, los demócratas liberales se anotarían un 11 por ciento de los votos. “Ha visto que la Unión Europa está negociando con firmeza la salida de la UE y para su Brexit que se acerca más al hard necesita más legitimidad”, asegura el experto.

No cabe duda de que la premier está dispuesta a llegar hasta el final en su divorcio con la UE. Hay que recordar que su plan de desconexión va mucho más allá de la simple salida de la Unión. El plan de May contempla la salida de la UE y el mercado interior, pero además incluye otros tres elementos: controlar las fronteras, no someterse a la jurisdicción del Tribunal de Justicia Europeo y dejar de contribuir con grandes sumas de dinero. Con el anuncio de estas elecciones May espera reforzarse en la negociación del Brexit y negociar sin cortapisas su Brexit duro.

Corbyn celebra el anuncio de las elecciones 

En Reino Unido para celebrar las elecciones anticipadas, May necesita contar con el apoyo de una mayoría de dos tercios del Parlamento británico, al que presentará la propuesta este martes. Con el respaldo de los laboristas de Jeremy Corbyn es suficiente y el líder de la oposición ya ha dado la bienvenida al adelanto electoral. “El Laborismo ofrecerá al país una alternativa a un Gobierno que ha fracasado a la hora de reconstruir la economía, que ha provocado que caigan los estándares de vida y ha realizado recortes a nuestros colegios y nuestro sistema pública de sanidad", señaló Corbyn tras conocerse el anuncio de May.

Para Salvador Llaudes, el hecho de que no haya mencionado el Brexit significa que no propondrá la vuelta a la Unión Europea como eje central de su campaña, aunque insiste en que “como hemos visto las campañas electorales no se pueden predecir”.

Los mercados caen y la libra, volátil 

En los mercados, el anuncio de elecciones ha sido recibido con una caída del 2,46 por ciento, en mínimos de dos meses. En cuanto a las divisas, la libra esterlina es presa de la volatilidad. Tras registrar severas caídas, finalmente la moneda inglesa repuntó con fuerza y confía en la  victoria de Theresa May. 

Manuel Ortiz-Olave, jefe de analistas de MONEX EUROPE en España ha indicado que la convocatoria de elecciones “podrían ser positivas para la libra ya que se daría una transferencia de poder de negociación desde Downing Street al Parlamento Británico, lo que podría ayudar a disipar las preocupaciones relacionadas sobre el futuro de las negociaciones del Brexit”. May quiere que den luz verde su plan de 'brexit duro' y si las urnas se lo dan, fortalecerá su postura al frente del gobierno y frente a la UE.