Baile de encuestas en Venezuela: ¿manipulación o tecnicismos?


  • A diez días de las elecciones presidenciales las encuestadoras no se ponen de acuerdo.

  • Unos sondeos dan la victoria a Hugo Chávez y otros al opositor Henrique Capriles.

Capriles, más cerca de Chávez ante las elecciones en Venezuela

Capriles, más cerca de Chávez ante las elecciones en Venezuela

Las encuestas han tomado el protagonismo de la campaña electoral en Venezuela. A diez días de la elección que enfrenta al presidente Hugo Chávez y al único candidato opositor Henrique Capriles Radonski los distintos sondeos de opinión muestran fotografías totalmente distintas.

Oscar Schemel, presidente de la encuestadora Hinterlaces, asegura que en los estudios realizados al 22 de septiembre no se perfila "ningún escenario donde gane Henrique Capriles". "Chávez gana las elecciones con una ventaja entre 14 y 16 por ciento", comenta sobre una de las posibilidades que maneja. En la otra, el actual presidente vencería "con un brecha comprendida entre 10 y 12 por ciento".

Chávez ha hablado de la necesidad de una "victoria perfecta", de movilizar a las bases del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para lograr "la mayor brecha de votos posible" en un país con 18.903.143 electores habilitados para los comicios del próximo 7 de octubre, según cifras del Consejo Nacional Electoral.

"La ventaja que tenemos en las elecciones es irreversible", ha dicho el presidente a la televisión del Estado. Pero un estudio publicado por Consultores 21, en cambio, muestra cifras que favorecen a Capriles Radonski con un 49,7% de la intención de voto, frente al 47,7% de su rival.

"Siete millones y medio [de votos] serán suficientes, pero creo que van a ser más. A esta altura van a ser más. Nosotros en eso somos poco echadores de cuentos", afirma Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición que integran los partidos que apoyan la candidatura de Capriles.

Durante esta semana se han dado a conocer varios estudios de opinión. La encuestadora Varianzas también hizo público su más reciente investigación; refleja un "empate técnico" entre ambos candidatos. "Cualquiera de los dos podría ganar", ha dicho Rafael Delgado, director de la firma.

Encuestas para todos los gustos

La evidente diferencia entre las proyecciones de las distintas empresas encuestadoras ha generado polémica. El diputado Carlos Eduardo Berrizbeitia, del partido opositor Proyecto Venezuela, ha denunciado que los sondeos presentados hace unos días por José Vicente Rangel, exvicepresidente de Venezuela, son "manipulados".

En el programa dominical que dirige Rangel se hizo público un estudio del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) que favorece ampliamente la candidatura de Chávez en distintas regiones del país.

Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas y jefe del comando de campaña de Chávez, acusa a la oposición de "montar otra matriz" al manipular encuestas para hacer creer que existe un empate técnico. "El verdadero plan de la derecha es que luego que se anuncien los resultados incontrovertibles de que Chávez gana, es cantar fraude".

Para Zhandra Flores, docente investigadora de postgrado de la Facultad de Ciencias Sociales y Estadísticas de la Universidad Central de Venezuela, la guerra de encuestas perjudica la percepción que tienen los ciudadanos sobre el instrumento.

"La gente desarrolla un escepticismo en relación con lo que dicen las encuestas y asume que se trata de una herramienta de propaganda usada por los políticos y los medios que les son afines para construir un escenario donde la opción que apoyan es ganadora o al menos 'está en la pelea'", explica.

"Lamentablemente, este escepticismo se traslada a otros ámbitos, quedando cuestionadas otras investigaciones por muestreo que aportan datos importantes", apunta.

Schemel, de Hinterlaces, defiende al gremio de los encuestadores. "Hay que partir de la certeza del hecho que todas las encuestadoras actúan responsablemente, apegadas a los principios a la ética profesional. No veo a ninguna encuestadora arriesgando su reputación, su trayectoria, eso no tiene precio".

Atribuye las diferencias en los distintos escenarios al diseño muestrario y a la calidad del formulario, entre otros factores.

En ese sentido, Flores resalta una serie de elementos que dan confiabilidad a una encuesta por muestreo:

  • descripción detallada de la población objeto de estudio
  • el tipo y clase de muestreo utilizado
  • el tamaño de muestra final
  • el error máximo admisible
  • la precisión de las estimaciones
  • la cobertura
  • un cuestionario con preguntas lógicamente organizadas, referidas a un solo aspecto, sin sesgos en la redacción ni en las posibles opciones de respuesta.

También acota que es importante evaluar los aciertos de las encuestadoras en otros trabajos, "no sólo en el ámbito electoral".

La investigadora afirma que la gente tiende a repetir "acríticamente" las tendencias que dan por ganador al candidato de su preferencia. "Aunque hace casi una década vivimos en la 'Venezuela electoral', poco se ha avanzado en educar a la población sobre el lenguaje de las encuestas… Con una opinión pública más crítica, las encuestadoras no podrían hacer lo que hacen".

La legislación venezolana establece que las encuestas podrán ser divulgadas hasta una semana antes de la jornada electoral. El plazo vence el próximo domingo.