Colombianos acusados de complot contra Chávez denuncian maltrato

  • Bogotá, 8 mar (EFE).- Un grupo de 37 colombianos deportados de Venezuela, acusados de pertenecer a grupos paramilitares y de intentar asesinar al presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció hoy haber recibido malos tratos.

Chávez advierte a Colombia que responderá militarmente a una violación de su soberanía

Chávez advierte a Colombia que responderá militarmente a una violación de su soberanía

Bogotá, 8 mar (EFE).- Un grupo de 37 colombianos deportados de Venezuela, acusados de pertenecer a grupos paramilitares y de intentar asesinar al presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció hoy haber recibido malos tratos.

Los colombianos, algunos de ellos ilegales en ese país y detenidos por la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) desde el pasado 27 de enero, estaban acusados de fraguar un complot para asesinar a Chávez.

Uno de los deportados denunció al diario La Opinión, de Cúcuta, que tras su arresto junto a otros compañeros, fueron golpeados en la casa en la que vivían en Caracas. "Nos decían que estábamos allá para matar al presidente Chávez", agregó.

Una pareja de deportados indicó que en el allanamiento a su residencia, los funcionarios y agentes policiales venezolanos se llevaron electrodomésticos y les dañaron la ropa.

"Desde el 27 de enero hasta el 6 de marzo, nos tuvieron encerrados en un cuarto. No nos dejaban llamar. La comida que nos daban era un asco. Solo hasta que un colombiano se enteró de lo sucedido la noticia de la retención se dio. No sabemos qué era lo que querían hacer con nosotros", añadió uno de los deportados.

El grupo llegó el sábado a la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta.

Las autoridades colombianas estudiaron sus antecedentes y no encontraron deudas judiciales y decidieron su libertad para que viajaran a sus lugares de origen, la mayoría a la pequeña localidad de Aguas de Pablo, en el norteño departamento del Atlántico.

Los deportados trabajaban en Caracas como vendedores ambulantes y vigilantes.