Una senda ecológica y literaria recuerda la histórica lucha de los Comuneros

  • Valladolid, 20 mar (EFE).- Una senda literaria de unos dos kilómetros de extensión y que se abrirá el próximo mes en la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros pretende mantener viva la historia de lucha del movimiento comunero del siglo XVI, cuando se rebelaron contra el emperador Carlos I.

El alcalde de Villalar acusa a la Fundación de incumplir sus estatutos

El alcalde de Villalar acusa a la Fundación de incumplir sus estatutos

Una senda ecológica y literaria recuerda la histórica lucha de los Comuneros

Una senda ecológica y literaria recuerda la histórica lucha de los Comuneros

Valladolid, 20 mar (EFE).- Una senda literaria de unos dos kilómetros de extensión y que se abrirá el próximo mes en la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros pretende mantener viva la historia de lucha del movimiento comunero del siglo XVI, cuando se rebelaron contra el emperador Carlos I.

Los versos del poeta Luis López Álvarez, autor del "Romance de los Comuneros", ilustran un paseo que se inicia en la localidad y lleva al caminante hasta el lugar histórico donde se libró la denominada "Batalla de Villalar", distinguida con un gran monolito que recuerda la contienda.

La senda se encuentra rodeada de los característicos campos cerealistas de la zona, actualmente en pleno crecimiento, aunque se contemplan también los desniveles de una tierra que sirvió de escenario de luchas medievales.

Cada cinco o seis pasos, el seguidor del camino se encuentra con una inscripción en granito que reproduce uno de los versos con los que López Álvarez rememoró las últimas horas del toledano Juan Padilla, el segoviano Juan Bravo y el salmantino Francisco Maldonado, cabecillas de una revuelta que les costó la vida en 1521.

La intención del alcalde de Villalar de los Comuneros, Pablo Villar, es que este tipo de homenajes y recuerdos sirvan para recuperar, casi quinientos años después, el espíritu de las gentes que "entendían su tierra, querían a su tierra y luchaban por lo que no iba bien".

Este recorrido pretende "contextualizar" la visita al enclave donde cada año se celebra el Día de Castilla y León y que, de este modo, las miles de personas que pasan allí el 23 de abril tengan otro referente de identificación regional con los Comuneros y con la localidad donde fueron 'ajusticiados'.

Al explicar por qué se planteó esta iniciativa, financiada con fondos del Ayuntamiento y de la Unión Europea, Villar entona con entusiasmo y de memoria los versos comuneros y relata el modo en que Padilla, Bravo y Maldonado resistieron en la batalla, aunque finalmente lo pagaran con su vida.

El historiador vallisoletano Enrique Berzal, autor de la obra "Los Comuneros, de la realidad al mito", explica a Efe que la tesis historiográfica predominante actualmente para referirse a las revueltas comuneras del siglo XVI -la del experto Joseph Pérez- defiende la trascendencia política que entrañaba la rebelión contra la monarquía de la época.

"Aunque las motivaciones económicas fueron múltiples, de haber triunfado los planteamientos de los comuneros se hubieran producido cambios profundos" en la forma de entender la política, hasta "trastocar los fundamentos de la monarquía de Carlos I", observa Berzal, para quien las Cortes hubieran aumentado su "capacidad de fiscalizar el poder".

Precisamente el historiador francés Joseph Pérez tiene previsto desplazarse el próximo mes a la localidad de Villalar de los Comuneros para participar en un simposio que recordará y actualizará la herencia de Padilla, Bravo y Maldonado.

El encuentro científico servirá de preludio a la algarabía de la Campa de Villalar, donde miles de personas se desplazan cada año para celebrar en el campo el Día de Castilla y León y en la plaza mayor del municipio para posarse al pie del monolito levantado para señalar el lugar en el que fueron decapitados los comuneros.

Por Óscar R. Ventana