La oposición venezolana rehúsa que el Consejo Electoral supervise sus primarias


CARACAS|

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la principal coalición opositora de Venezuela, elegirá a sus candidatos para las elecciones regionales en unas primarias en los que no estará represente el Consejo Nacional Electoral (CNE), tal como ocurrió en la 'consulta popular' del pasado 16 de julio.

El diputado Henry Ramos Allup ha explicado que, en los territorios donde los diversos partidos que conforman la coalición no han llegado a un candidato de consenso, los distintos aspirantes competirán en una votación interna y quien pierda "se retira", según han informado medios locales.

La votación tendrá lugar el 3 o el 10 de septiembre y se desarrollará sin la supervisión del CNE, un órgano al que la oposición considera marioneta del Gobierno de Nicolás Maduro. Las elecciones regionales, para las que todavía no hay fecha cerrada, deberán celebrarse en octubre, después de que la Asamblea Nacional Constituyente solicitase su adelanto desde diciembre.

La decisión de la mayoría de partidos de la MUD de concurrir a esta nueva cita electoral ha generado división interna, en la medida en que hay dirigentes como Maria Corina Machado que son partidarios del boicot para no permitir que el régimen chavista gane tiempo y siga en el poder.

Ramos Allup ha aclarado en su comparecencia de este viernes que la oposición no abandonará "ningún frente de lucha" y mantendrá sus movilizaciones en las calles, a pesar de que éstas parecen haberse reducido en los últimos días. El objetivo final, ha añadido, sigue siendo "salir de la dictadura".