Touriño compromete la búsqueda del pacto en torno a la lengua, el empleo y el Estatuto

  • Ames (A Coruña), 24 feb (EFE).- El candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se ha comprometido hoy a que, si es elegido de nuevo presidente, buscará con el resto de fuerzas políticas un pacto para lograr el consenso en materia lingüística, por el empleo y por la reforma del Estatuto de autonomía.

Blanco dice que el PSOE tiene "vocación de mayoría" para gobernar "sin ataduras"

Blanco dice que el PSOE tiene "vocación de mayoría" para gobernar "sin ataduras"

Touriño compromete la búsqueda del pacto en torno a la lengua, el empleo y el Estatuto

Touriño compromete la búsqueda del pacto en torno a la lengua, el empleo y el Estatuto

Ames (A Coruña), 24 feb (EFE).- El candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se ha comprometido hoy a que, si es elegido de nuevo presidente, buscará con el resto de fuerzas políticas un pacto para lograr el consenso en materia lingüística, por el empleo y por la reforma del Estatuto de autonomía.

En una comida con unos 250 simpatizantes, desarrollada en el Pabellón de Milladoiro, en Ames (A Coruña), Pérez Touriño, acusó a su adversario del PP, Alberto Núñez Feijóo, de romper el consenso en estas tres materias y lamentó que hubiese heredado "todo lo malo de Fraga y nada de lo bueno, nada de nada".

Pérez Touriño dijo no reprochar a Feijóo y a la derecha que haga "política de derechas" puesto que, apuntó, "cada uno defiende sus ideas", pero sí lamentó que durante cuatro años no hubiese podido contar con él en momentos de dificultad, y que haya estado "más pendiente "de ser más útil a Mariano Rajoy que a Galicia, esa es la verdad y hay que decirla en campaña", manifestó.

A Núñez Feijóo "no le bastó con no proponer nunca nada en momentos duros en los que se necesita arrimar el hombro, sino que hizo algo que me duele más, en un País donde nunca hubo guerra lingüística, usó el gallego para dividir y confrontar".

El candidato socialista apuntó que cuando llegó el día en que "podíamos haber ampliado el autogobierno", Feijóo prefirió "seguir los dictados de Rajoy y Génova, después de la guerra de las banderas y las patrias", y no fue capaz de "dar un paso al frente para defender el Estatuto que necesitábamos".

Pérez Touriño señaló que, ahora, Núñez Feijóo "pretende usar Galicia como trampolín para la reconquista de la Moncloa para Rajoy; no entienden nada de esta Galicia nuestra y que el PP no puede ser una fotocopia del partido de Esperanza Aguirre y Francisco Camps".

"Galicia no se intercambia, no se vende, las Elecciones gallegas son para elegir el mejor presidente" y no para dirimir problemas de liderazgo en el PP, manifestó.

El candidato socialista también se refirió a que existen dos clases de políticos: "los que dedican su tiempo a resolver problemas y ayudar a resolverlos y los que se dedican a crearlos. Lo cierto es que Feijóo pertenece a esta segunda", afirmó.

Galicia "no necesita de más división ni confrontación, necesita una oposición de la que podamos discrepar, pero hay cosas que nos unen y que debemos compartir, las más importantes, las que determinan nuestro futuro y nuestra convivencia, las que deben darnos toda la fuerza como país", agregó.

Por ello, se comprometió a que si alcanza la mayoría que reclama al electorado, su primera llamada será a los agentes sociales para luchar contra la crisis y recuperar la economía.

También prometió convocar al resto de fuerzas, para "restablecer y crear un nuevo consenso en torno al gallego y los idiomas, para que nunca más" haya una "guerra lingüística y el gallego divida a este País", porque no quiere "divisiones en torno a los idiomas, que son instrumento de cohesión y no de separación y división", mientras apuntó que el gallego y el castellano deben convivir "en paz y unidad".

Además, Pérez Touriño se comprometió convocar a las tres fuerzas, para retomar la reforma estatutaria que nos permita obtener mayores competencias y reconozca la identidad de Galicia, "en el marco de España y la Constitución".

Ante sus simpatizantes, Emilio Pérez Touriño, reclamó un apoyo mayoritario, "desde la disposición a corregir errores, aprendiendo de los cuatro años" de Gobierno, "para seguir impulsando el cambio y nunca para mirar atrás".

Pérez Touriño, finalmente, aseguró no tener "ninguna duda" de que el 1 de marzo, "Galicia entera va a vivir un día de fiesta, apoyando masivamente en las urnas el cambio el futuro y la renovación".