ENCUESTA Coches sin contaminación, ¿qué estás dispuesto a hacer?

Rueda destaca que el nuevo sistema de financiación autonómica tendrá en cuenta "específicamente" el gasto sanitario


SANTIAGO DE COMPOSTELA|

El grupo para elaborar un nuevo modelo se constituirá en un mes y la Xunta valora que Montoro "en principio acepta" esta propuesta de Galicia

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha destacado que el nuevo sistema de financiación autonómica tendrá en cuenta "específicamente" el gasto sanitario, que constituye "el porcentaje más alto" de inversión en todas las comunidades.

En declaraciones a los medios de comunicación después de la reunión preparatoria de la conferencia de presidentes, Rueda ha señalado que esta es una "propuesta de Galicia" y ha resaltado que "en principio, según manifestó el ministro Montoro, la acepta y se tendrá en cuenta específicamente el gasto sanitario".

Acerca de la financiación autonómica, el vicepresidente gallego ha apuntado que es un asunto que "queda por cerrar", pero ha indicado que existe un "principio de acuerdo bastante importante (...) a falta de algún matiz que el ministro Montoro quedó en introducir y pasar mañana --por este jueves-- a las comunidades".

"Estamos de acuerdo en que una comisión de expertos elabore una propuesta sobre una nueva financiación autonómica que también aborde la financiación local", ha subrayado Rueda.

Ese grupo, al que aportará un experto cada comunidad, aparte de los del estado, se constituirá en un mes y va a elaborar "esa propuesta que al final aprobará el Consejo de Política Fiscal y Financiera y tendrá que ir después en formato ley al Congreso para que sea aprobada".

Para el vicepresidente, es relevante "poner un plazo y estar de acuerdo en que es necesario elaborar esa propuesta", en la que "se hablará también de la dependencia", otra "fuente de aportación importante de los recursos de las comunidades". "Todas estas variables que han indo condicionando mucho serán tenidas en cuenta expresamente", ha añadido.

DEMOGRAFÍA

En Madrid, Alfonso Rueda ha valorado también el acuerdo sobre que "hay que tener una estrategia nacional sobre los retos demográficos", puesto que las "dificultades" se atraviesan "en toda España", al estarse perdiendo población.

"Tenemos que abordarlo entre todos y hay que tomar medidas específicas", ha subrayado, sobre este problema "común" de las comunidades.

BONO SOCIAL

También se ha referido a "aspectos referidos al bono social eléctrico" y ha expuesto que, aunque la Xunta ya está "acometiendo acciones", cree "que es necesario coordinarse con el estado y establecer qué sistemas de cofinanciación".

"Debemos hacer para de forma coordinada atender una demanda social para la gente más desfavorecida y con problemas de imposibilidad de acometer las facturas eléctricas", ha incidido.

"FRANCAMENTE POSITIVO"

Rueda, que ha abandonado el encuentro con una opinión "francamente positiva" de los avances que en ella se han logrado, ha reivindicado que "eso era lo importante". "Ser capaces de someter el día que se celebre la conferencia de presidentes, a los presidentes de las comunidades y al Gobierno de España, ponerles acuerdos que se puedan adoptar ya, que salgan cerrados de esta reunión preparatoria y que tengan carácter ejecutivo. Eso en gran medida se ha logrado", ha explicado.

Sobre los textos de acuerdos cerrados en esta reunión preparatoria, ha dicho que giran en torno a "cuestiones tan fundamentales como un pacto sobre la educación, una tarjeta social que permita conocer las diferentes ayudas que recibe cualquier persona que viva en España con independencia de la comunidad autónoma y una mayor coordinación en materia de protección civil".

También ha aludido a "una modificación en el reglamento de la conferencia de presidentes para a partir de ahora celebrarla anualmente, con el compromiso de que no pasen tantos años entre una y otra, y que esta reunión preparatoria se celebre al menos cada seis meses".

PAÍS VASCO Y CATALUÑA

Por último, ha lamentado que no estuvieran presentes ni País Vasco ni Cataluña, al llamar la atención sobre que este "no es un foro para acuerdos bilaterales" sino en el que "todos" deben "ceder" pero tienen "muchísimo que ganar".

Así, ha abogado por "dejar de un lado el partido al que se pertenece, porque los temas que afectan" lo hacen "con independencia del color del gobierno", y ha confiado en que esta "filosofía" se traslade también a la propia conferencia de presidentes.