Puigdemont ve a Catalunya preparada para la alta política y pide al Estado que también lo esté


BARCELONA|
Puigdemont ve a Catalunya preparada para la alta política y pide al Estado que también lo esté

Puigdemont ve a Catalunya preparada para la alta política y pide al Estado que también lo esté BARCELONA | EUROPA PRESS

Cree que si el Gobierno central dialoga se podrá hacer "una verdadera operación de Estado"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este lunes que ve a Catalunya preparada para la alta política, en referencia pero sin citar el proceso independentista, y ha dicho esperar que el Estado también lo esté.

Lo ha dicho en el acto '40 aniversario del retorno del presidente Josep Tarradellas' en el que ha participado la comisaria de la conmemoración del 40 aniversario, Montserrat Catalán; el director del Centre d'Història Contemporània de Catalunya, Jaume Sobrequés; el rector de la Universitat de Barcelona (UB), Josep Maria Bricall; el hijo del expresidente Tarradellas, Josep Tarradellas, y la Coral de Veus del Vallès.

Ha remitido a la figura de Tarradellas como uno de los grandes hombres de la política catalana, que considera que lo fue en los grandes momentos dando una lección de lo que toca hacer en los momentos de la alta política: "Hay que tener un sentido de la nobleza y la exigencia formal en la política, persistencia en la búsqueda de soluciones, coraje ante las adversidades y una gran flexibilidad a la hora de abordar las negociaciones".

"Si en la otra parte, en la alta política, están las mismas condiciones, es posible que ocurra una verdadera operación de Estado", ha dicho en referencia pero sin citar al Gobierno central y las negociaciones que mantienen entre ambas instituciones sobre la celebración de un referéndum pactado.

Precisamente, de Tarradellas ha destacado su "visión de Estado", que considera que le hacía ser consciente de la trascendencia de sus actos, porque sin ella cree que no se entendería su fortaleza en los momentos difíciles ni su convicción cuando aseguraba que volvería tras el exilio durante el franquismo.

"Sin la mentalidad de Estado habría abandonado toda esperanza. Hay que reivindicar la unidad del corpus de su acción política, no exenta de polémica", ha dicho.

HACER ESFUERZOS

Ha recordado que la Catalunya de hoy no es la que presidió Tarradellas tras su retorno en 1977: "Llevamos cuatro décadas en el ejercicio de la política y la negociación. No somos noveles. Podemos comenzar a decir de qué manera y cómo valoramos los grandes momentos de la alta política".

Ha subrayado, además, que ahora se puede hacer "liberados de los miedos que sintieron las generaciones precedentes, que superaron", y ha llamado a los ciudadanos catalanes a tener las mimas ilusiones y esperanzas.

"¿Si ellos encontraron sentido en momentos oscuros, con esfuerzos algunas veces personales y familiares, si Tarradellas dijo que volvería a una Catalunya renovada, cómo no tenemos que encontrar sentido a los esfuerzos y sacrificios en momentos más luminosos?", ha planteado el presidente de la Generalitat.

Al acto han asistido los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol, Pascual Maragall, José Montilla y Artur Mas, el vicepresidente primero de la Mesa del Parlament, Lluís Corominas; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; varios consellers de la Generalitat, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; diputados del Parlament y miembros de las entidades soberanistas.