REFUGIADOS. ACNUR PIDE MEDIDAS URGENTES PARA MEJORAR LAS CONDICIONES EN LAS ISLAS GRIEGAS

MADRID|
La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) mostró hoy su preocupación por el deterioro de la situación de los refugiados en las islas griegas orientales del Egeo, dado que el número de recién llegados, que aumentó en agosto, está generando presión sobre las infraestructuras de recepción, que se encuentran saturadas, y está dificultando las medidas destinadas a mejorar las condiciones.Acnur afirma en un comunicado que la situación es preocupante en Lesbos, Quíos, Samos y Leros, que han recibido el mayor número de llegadas, entre las que hay muchos menores. Más de la mitad de los llegados provienen de Siria e Irak, ambos países afectados por conflictos. En agosto, hubo 3.695 llegadas por mar, frente a 2.249 en julio.Aunque hasta la fecha se han registrado progresos, Acnur pide que se adopten medidas sólidas para mejorar las condiciones en las infraestructuras de recepción. Acnur también pide el despliegue urgente de más funcionarios griegos, especialmente en los sectores de salud, apoyo psicosocial y protección de los menores no acompañados.Las llegadas a Lesbos, Samos y Leros han superado el ritmo al que las autoridades están permitiendo el traslado de personas al continente, lo que dificulta aún más las condiciones de vida. Según las estimaciones realizadas a partir de los datos proporcionados por las autoridades, el mes pasado hubo 2.561 salidas hacia la península griega, frente a las 3.695 llegadas registradas.Muchas de las personas llevan meses en las islas y las condiciones han afectado a su salud física y mental. La amenaza de violencia, autolesiones y agresiones sexuales es extremadamente preocupante y se requiere una mayor seguridad, según Acnur.