Los hospitales Quirónsalud València y Torrevieja harán controles gratuitos con motivo del Día Mundial de la Hipertensión


VALÈNCIA|

Los hospitales Quirónsalud de València y de Torrevieja (Alicante) efectuarán controles de tensión gratuitos el próximo miércoles, 17 de mayo, en horario de 10.00 a 13.00 horas, con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, patología que afecta a cuatro de cada diez hombres y a tres de cada diez mujeres en la Comunitat Valenciana.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando es bombeada por el corazón; en el caso de padecer hipertensión los vasos sanguíneos soportan una presión persistentemente alta lo que acaba dañándolos.

No existe una causa orgánica para esta patología, sino que, como explica la doctora Clara Bonanad, cardióloga del Hospital Quirónsalud Valencia, "en la mayoría de los casos existe una predisposición genética y factores de riesgo externos como obesidad, estrés y consumo excesivo de alcohol y sal, y el 5% restante puede estar causada por enfermedades orgánicas u otros trastornos hormonales".

La hipertensión no tratada puede ocasionar daño en los órganos diana como son corazón, cerebro, riñones, vasos sanguíneos y a nivel ocular. "Además, es un factor de riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardiaca, enfermedad cerebrovascular, enfermedad de las arterias periféricas, insuficiencia renal crónica y arritmias como la fibrilización auricular. El riesgo de muerte por un infarto o un ictus aumenta progresiva y linealmente conforme aumentan las cifras de tensión arterial", señala la doctora Bonanad en un comunicado.

La especialista recomienda someterse a controles de tensión habituales a partir de los 40 años en los hombres y a partir de los 50 años en las mujeres, sobre todo tras la menopausia. "En personas con alto riesgo cardiovascular, por el hecho de ser diabéticos o tener insuficiencia renal, o en aquellos pacientes que ya han sufrido un evento cardiovascular como un infarto o un ictus, se recomienda un control sistemático de las cifras de tensión arterial. También se aconseja un screening de hipertensión, por ejemplo en determinados grupos poblacionales como las mujeres gestantes", puntualiza la doctora Bonanad

VARIACIÓN A LO LARGO DEL DÍA

Un aspecto menos conocido de esta patología, pero importante, es que la tensión arterial sigue un ritmo circadiano, que se define como la oscilación de una variable biológica, en este caso la tensión arterial, en intervalos regulares de tiempo. Como explica el doctor Rafael Florenciano, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Torrevieja, "la monitorización continua de la tensión arterial ha revelado que sigue un ritmo circadiano característico. La tensión es más alta durante el día, alcanzando una meseta entre las 06.00 y las 18.00 horas.

Después desciende de forma continua durante la noche hasta fijar sus valores más bajos hacia medianoche o después de que el individuo vaya a dormir. Estos valores nocturnos bajos aumentan de nuevo lentamente durante las primeras horas de la madrugada, con frecuencia mientras el paciente permanece dormido, hasta aproximadamente las cinco de la mañana. También se ha comprobado que al despertar y levantarnos, la tensión tiene una subida abrupta".

El conocer este ritmo no es solo una mera curiosidad, ya que en pacientes hipertensos puede estar alterado y esto tiene implicaciones pronósticas, es decir, su presencia puede indicar más problemas cardiovasculares a largo plazo. Como indica el doctor Florenciano, "entre el 27% y el 62% de pacientes hipertensos no tiene descenso nocturno de la tensión, es lo que se conoce como patrón non-dipper. Este patrón es más frecuente a edades mayores, en individuos con apnea del sueño, insuficiencia cardíaca, hipertensión de origen renal o después de un accidente cerebrovascular. También se asocia a mayor daño a nivel de los órganos vitales como el corazón, el cerebro o el riñón".