Desarrollan un análisis de sangre que podría predecir la resistencia al tratamiento del cáncer de próstata


MADRID|
Desarrollan un análisis de sangre que podría predecir la resistencia al tratamiento del cáncer de próstata

Desarrollan un análisis de sangre que podría predecir la resistencia al tratamiento del cáncer de próstata MADRID | EUROPA PRESS

Un grupo de investigadores de la Universidad Técnica de Munich (Alemania) ha desarrollado un nuevo análisis de sangre que podría predecir la resistencia del cáncer de próstata a dos de los medicamentos más comunes de su tratamiento, abiraterona y enzalutamida, según publica la revista 'European Urology'.

Esto es así ya que, durante un tratamiento, las células tumorales pueden desarrollar resistencia a los fármacos, para continuar creciendo y metastizando, debido a que los receptores de testosterona del tumor cambian su estructura, dando lugar a una nueva variante (la más común es AR-V7). En este sentido, esta nueva prueba permite analizar de forma "más rápida, económica y fiable" la presencia del AR-V7 modificado en una etapa temprana del tumor; así como determinar si este es o no resistente al tratamiento con abiraterona y enzalutamida.

"Si sabemos de antemano que un tumor ha desarrollado células con este receptor podremos proporcionar asesoramiento individual en una etapa temprana, algo que puede ahorrar a los pacientes seriamente enfermos el someterse a una terapia ineficaz", ha explicado el co-líder del estudio y especialista en Urología en el Hospital Universitario TUM Klinikum rechts der Isar en Munich, Matthias Heck.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron muestras de sangre de 85 pacientes con estadios avanzados de cáncer de próstata, de los cuales una quinta parte tenía "grandes cantidades" de AR-V7 en la sangre, es decir, de células tumorales resistentes. Estos pacientes fueron los que no respondieron a la terapia con abiraterona y enzalutamida. También tuvieron pronósticos más pobres durante el curso posterior de su enfermedad, pues el cáncer regresó más rápidamente, haciendo que contaran con menos tiempo de supervivencia frente a otros pacientes.

Con todo, el siguiente paso para los investigadores será mejorar "aún más" el método de prueba y comparar su eficacia con la de los métodos ya existentes, usando una muestra más grande de pacientes. Además, estos quieren determinar si su nuevo análisis de sangre podrá ser, algún día, incorporado en la rutina de los exámenes clínicos para los pacientes con cáncer de próstata.