Detectan un caso de tuberculosis en la Unidad neonatal del Hospital de Cruces


BILBAO|

Osakidetza ha puesto en marcha el protocolo de actuación tras la detección de un caso de tuberculosis pulmonar en un profesional sanitario de la Unidad neonatal del Hospital de Cruces.

El protocolo en este tipo de situaciones contempla que en los próximos días, "pacientes y profesionales sanitarios serán citados para tomar parte en las pruebas previstas en el protocolo de actuación", según ha informado Osakidetza en una comunicado.

En primer lugar van a ser citados los padres y madres de los niños y niñas atendidos en la citada unidad, que serán informados de las medidas que se van a llevar a cabo, al igual que los pediatras de los menores. A todos se les ofrecerá asimismo un teléfono de contacto para aclarar todas sus posibles dudas.

El Servicio de Prevención convocará a su vez al Comité de Seguridad y Salud del centro hospitalario para facilitar a los trabajadores de Cruces la información necesaria y las medidas a aplicar a todos aquellos sanitarios que hayan podido estar expuestos al contagio.

Osakidetza recuerda que la tuberculosis es una enfermedad que aun no se ha erradicado en Bizkaia, donde se registran alrededor de 170 casos nuevos cada año, pero que, en la actualidad, "se cura con un tratamiento adecuado".

Su contagio se produce por vía aérea al toser o al hablar y, en general, su transmisión requiere una convivencia íntima y prolongada en el tiempo. El bacilo de la tuberculosis es muy sensible a las condiciones externas, por lo que "no es necesaria" ninguna actuación sobre las instalaciones del centro, y el hospital "puede seguir su actividad con absoluta normalidad".

En ese sentido, el organismo ha lanzado "un mensaje de tranquilidad" a la población, ya que "están en marcha todas las medidas preventivas necesarias".

Desde el Departamento de Salud y Osakidetza se informará "puntualmente" de la evolución del caso, por si resultara "necesario" adoptar nuevas medidas.