Investigadores identifican un anticuerpo para combatir el cáncer


MADRID|
  • El equipo informa que el anticuerpo disminuyó el crecimiento tumoral en modelos de melanoma, glioblastoma y carcinoma colorrectal.

  • "Si el cáncer es lo contrario de una enfermedad autoinmune, podríamos cambiar nuestras investigaciones y restaurar la capacidad del sistema inmune", destacan en el estudio.

Investigadores identifican un anticuerpo para combatir el cáncer

Investigadores identifican un anticuerpo para combatir el cáncer MADRID | EUROPA PRESS

Mientras estudiaban los fundamentos de la esclerosis múltiple, investigadores del 'Brigham and Women's Hospital' (BWH), en Boston, Estados Unidos, encontraron importantes pistas sobre cómo tratar una enfermedad muy diferente: el cáncer.

En un artículo publicado en 'Science Immunology', un grupo de expertos dirigido por el neurólogo Howard Weiner describe un anticuerpo que puede dirigirse con precisión a las células T reguladoras, que a su vez activan el sistema inmunológico para matar las células cancerosas. El equipo informa que el anticuerpo disminuyó el crecimiento tumoral en modelos de melanoma, glioblastoma y carcinoma colorrectal, por lo que es un candidato atractivo para la inmunoterapia del cáncer.

"Como neurólogo, nunca esperaba publicar un artículo sobre la inmunoterapia contra el cáncer, pero como mi equipo analizó una subpoblación de células T que se supone que previene la enfermedad autoinmune, tuvimos una idea: si el cáncer es lo contrario de una enfermedad autoinmune, podríamos cambiar nuestras investigaciones y pensar en cómo restaurar la capacidad del sistema inmune para prevenir el crecimiento del cáncer", relata Weiner, codirector del Centro de Enfermedades Neurológicas de Ann Romney en BWH.

El laboratorio de Weiner ha estado estudiando las células T reguladoras (Tregs) durante muchos años. Las Tregs, que ayudan a regular o surpimir otras células del sistema inmunitario para prevenir enfermedades autoinmunes, pueden, inadvertidamente, promover el crecimiento del cáncer al evitar que el sistema inmunológico del cuerpo detecte y ataque las células cancerosas.

Los investigadores descubrieron que podrían dirigirse con precisión a Treg usando un anticuerpo que se enclava en un complejo molecular que se expresa únicamente en la superficie celular de Tregs. El equipo desarrolló estos llamados anticuerpos anti-LAP inicialmente para investigar el desarrollo de la esclerosis múltiple, pero se dio cuenta de que su trabajo tenía implicaciones para el estudio del cáncer.

Actúa sobre las células

Trabajos anteriores han demostrado que las células LAP + están aumentadas en el cáncer humano y predicen un mal pronóstico, por lo que ser capaces de dirigirse a estas células podría ofrecer una nueva forma de tratar la enfermedad. En este estudio, el equipo utilizó modelos preclínicos para investigar cómo podrían funcionar los anticuerpos anti-LAP en el bloqueo de los mecanismos esenciales de Tregs y restaurar la capacidad del sistema inmune para luchar contra el cáncer.

Estos expertos descubrieron que los anti-LAP actúan sobre múltiples poblaciones de células para promover la capacidad del sistema inmune para combatir el cáncer, incluyendo el incremento de la actividad de ciertos tipos de células T y el aumento de la memoria inmune.

"Además de estudiar su efecto terapéutico, queríamos caracterizar el mecanismo mediante el cual el anticuerpo anti-LAP puede activar el sistema inmunológico", afirma la autora principal Galina Gabriely, investigadora en el laboratorio de Weiner. "Encontramos que afecta a múltiples ramas del sistema inmunológico", afirma.

El presente estudio se ha realizado en modelos preclínicos de cáncer. Para llevar este trabajo hacia la clínica, Tilos Therapeutics ampliará la investigación del laboratorio de Weiner modificando el anticuerpo para su uso en seres humanos, un proceso que normalmente lleva varios años.

"Veo este trabajo como el ejemplo perfecto de cómo la investigación en todas las ramas de la inmunología sobre los fundamentos mecánicos de la enfermedad puede tener un enorme impacto en otros campos, como la oncología", concluye Barbara Fox, directora ejecutiva de Tilos Therapeutics.