Una plataforma tecnológica une historia social y clínica para mejorar la atención a domicilio de dependientes y crónicos


VALLADOLID|

Una plataforma tecnológica aunará historia social y clínica de los pacientes dependientes y crónicos de Castilla y León con el fin de mejorar la atención a domicilio de los mismos y facilitar también la labor de los profesionales que podrán seguir todo el historial de cada enfermo y avanzar así en sus tratamientos y prestaciones sociales.

La consejera de Familia y Servicios Sociales, Alicia García, y el consejero de Sanidad, Antonio Sáez, han presentado este viernes este proyecto a cuyo desarrollo optan 53 empresas de la Comunidad para la creación de una plataforma que contará con una inversión total de 6,6 millones de euros, una cuantía que está financiada en un 50 por ciento entre la Junta y fondos Europeos.

Se trata de un proyecto "innovador y pionero" que interconectará a los profesionales de los servicios sociales y sanitarios para desarrollar así una atención sociosanitaria "integrada y personalizada" que avanzará además en la "monotorización a distancia" desde los hogares de los enfermos o residencias en las que se encuentren.

El edificio de Soluciones Empresariales ubicado en Arroyo de la Encomienda (Valladolid) ha acogido una jornada de presentación del proyecto denominado 'Desarrollo de una plataforma de atención sociosanitaria al paciente crónico y personas en situación de dependencia' en la que han participado, además de responsables de la Junta, las 53 empresas interesadas que ya han dado a conocer 200 posibles soluciones innovadoras.

Como ha destacado Alicia García esta iniciativa, que se adjudicará en 2017 para su aplicación completa en los próximos cuatro años, pretende avanzar en una Comunidad en la que se ha logrado la "plena" atención a la dependencia, en la se ha desarrollado la historia social y en la que se ha "constatado una experiencia avanzada" en atención sociosanitaria.

Para García, con la puesta en marcha de esta iniciativa se gana en "capacidad" asistencial, así como en lograr una mejor atención a través de la conexión de profesionales sociales y sanitarios.

Como ejemplo, la consejera se refirió a un supuesto caso de una persona que sufre un ictus y se convierte en dependiente, una situación en la que los familiares deberían actualmente ponerse en contacto con los servicios sociales para recibir la correspondiente ayuda o atención como paciente dependiente. Sin embargo, con la puesta en marcha de esta Plataforma desde Sanidad "saltaría la alarma" a los servicios sociales que se pondrían en contacto con la familia para establecer la ayuda necesaria en cada caso.

Una vez realizada esta gestión, como ha apuntado Sáez Aguado, los profesionales de ayuda a domicilio podrían monitorizar al paciente bien en su domicilio o en la residencia para "interconectar" datos y estudiar así su evolución o posibles tratamientos.

Por último, el consejero de Sanidad ha recordado que el sistema también será útil para los 130.399 pacientes crónicos de la Comunidad, muchos de ellos dependientes. "El objetivo es que la organización se adapte al paciente y no que sean los pacientes los que se adapten", ha reseñado el Sáez, quien ha destacado el uso de la "innovación" para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.