Lombardi reitera que la línea de la Iglesia contra el preservativo no cambia

  • Yaundé, 18 mar (EFE).- El portavoz vaticano, Federico Lombardi, reiteró hoy las palabras del Papa contra el uso de los preservativos para evitar el Sida y aseguró que durante este viaje a Africa, en el que está previsto un encuentro del Pontífice con enfermos, "no cambiará la postura de la Iglesia" sobre ese asunto.

El Papa se reúne con el presidente de Camerún y miembros de otras confesiones

El Papa se reúne con el presidente de Camerún y miembros de otras confesiones

El Papa pide que las exuberantes misas africanas no distorsionen la liturgia

El Papa pide que las exuberantes misas africanas no distorsionen la liturgia

Yaundé, 18 mar (EFE).- El portavoz vaticano, Federico Lombardi, reiteró hoy las palabras del Papa contra el uso de los preservativos para evitar el Sida y aseguró que durante este viaje a Africa, en el que está previsto un encuentro del Pontífice con enfermos, "no cambiará la postura de la Iglesia" sobre ese asunto.

"No esperéis cambio de posición sobre este tema durante el viaje. Benedicto XVI ha reafirmado la línea ya marcada por Juan Pablo II", dijo Lombardi en un encuentro con la prensa que acompaña al Pontífice.

Lombardi subrayó que la Iglesia Católica considera que los condones no sirven para bloquear la difusión del Sida y que en África se transmite no sólo por vía sexual sino también debido a condiciones higiénicas escasas.

El portavoz señaló que es necesaria una educación sexual responsable y curas gratuitas para los enfermos que tienen el virus del Sida, en la misma línea en la que se expresó ayer Benedicto XVI en el avión que lo trasladaba de Roma a Yaundé.

El jesuita Lombardi insistió en que para afrontar el sida hace falta educación sobre sexualidad responsable, medicinas eficaces y asistencia a las personas enfermas, de ahí que asegura que basar todo en el uso del preservativo no es el "camino justo".

Benedicto XVI dijo ayer que el Sida no se combate sólo con dinero, aunque reconoció que es necesario, "ni con la distribución de preservativo, que, al contrario, aumentan el problema".

El Sida, según el Papa se vence con "una humanización de la sexualidad, una renovación espiritual humana, que comporta una nueva forma de conducta de unos con otros" y a través de una amistad, disponibilidad y amor por los enfermos.

Esa capacidad de sufrir con los que sufren es la respuesta que ofrece la Iglesia, añadió el Papa, que precisó que la línea de la Iglesia es renovar al hombre y darle fuerza espiritual y humana para un justo control de su cuerpo.

Hoy, Benedicto XVI se reunió unos minutos con un grupo de jóvenes africanos que trabajan en la lucha contra el sida y que pertenecen a la Comunidad de Sant'Egidio, según contó Lombardi.

Los jóvenes trabajan en el proyecto "Dream" para curar a un millón de afectados puesto en marcha por este grupo católico, al que el Papa citó ayer en el avión como uno de los que está más comprometido en la lucha contra el sida en el continente negro, donde 27 millones de personas tienen el virus del Sida.