Miércoles, 20.11.2019 - 15:04 h
Se retiran de la vida pública

Harry y Meghan, cada vez más solos: "Mi hermano va por un camino diferente"

La pareja se sincera en una entrevista para el canal ITV grabada en Sudáfrica y destaca el daño que les ha hecho la prensa.

Harry y Meghan
Harry y Meghan se han tomado un descanso de la vida pública / EFE

¿Adiós a Harry y Meghan? ¿Los Sussex se retiran de la vida pública? Eso es lo que se viene barajando desde este domingo, cuando el 'Sunday Times' publicó que la pareja se iba a tomar un descanso para centrarse en su hijo Archie y alejarse del foco mediático tras el daño que les han causado los medios en los últimos meses. Recordemos que denunciaron al periódico 'Mail on Sunday' por publicar la carta privada de Meghan a su padre, Thomas Markle, pero eso no es lo único que les ha dolido de los medios.

Las continuas críticas por su nivel de gasto, por sus viajes en jet privado, por su forma de llevar las relaciones con el resto de la familia real y, en definitiva, por su manera de vivir y proceder como personajes públicos se han sucedido en los últimos meses. Y para ellos se trata de un acoso similar al que sufrió la madre del príncipe, la fallecida Lady Di. Por ello, Harry está devastado y ha decidido, junto a Meghan, tomarse un tiempo alejados de todo.

Se especula con un traslado a África o Estados Unidos durante un tiempo para recargar las pilas. Lo más probable es que sea este último destino, ya que el mes que viene es Acción de Gracias y la pareja querría llevar a su hijo a celebrarlo con su abuela materna, Doria Ragland. En concreto, el 'Times', uno de los tabloides más importantes de Reino Unido, da un plazo de seis semanas de descanso para los Sussex. 

Pero ellos mismos han expresado lo desolados que se sienten y, también, alejados del resto de los Windsor. En un documental para la cadena ITV, grabado durante su reciente viaje a Sudáfrica, los duques se han abierto en canal y han contado sus sentimientos más íntimos. Y las palabras de ambos protagonizan este lunes la prensa británica. Sorprendentes son la de Harry, quien reconoce un distanciamiento con su hermano William, con el que hasta hace nada era inseparable.

"Mi hermano y yo vamos por caminos diferentes ahora mismo", reconoce el hijo pequeño del Príncipe de Gales en la entrevista, en la que además indica que tienen "días buenos y malos" en su relación. "Somos hermanos. Siempre seremos hermanos. Estamos ciertamente en este momento en caminos diferentes pero yo siempre estaré con él (apoyándole) y sé que él siempre estará conmigo", precisó Harry, sin dejar de esconder las grietas que hay en su relación ahora mismo.

Los motivos exactos del distanciamiento, que provocó la mudanza de los Sussex del Palacio de Kensington a Frogmore Cottage, nunca se han sabido, pero las especulaciones apuntan a la mala relación de Meghan y Kate Middleton. Sea como fuere, los dos hijos de Lady Di ya no son uña y carne. Además, Harry reveló que los problemas que tuvo durante su infancia y su juventud a raíz de la muerte de su madre han regresado con esta presión mediática. Problemas de salud mental, como él mismo los califica.

"Parte de este trabajo (como miembro de la familia real británica) es ponerle buena cara (a las cosas), pero para mí y para mi mujer, hay muchas cosas que duelen, especialmente cuando la mayoría de ellas no son ciertas", aseguró. Su intención es que el pasado no se repita -lo que ocurrió con Diana-, de ahí este retiro para recuperarse, algo que no dice en el documental pero que se deja entrever.

Meghan: "Me aconsejaron que no me casara con él"

La duquesa de Sussex también ha abierto su corazón en el documental y reconoce el mismo sufrimiento que su marido. De hecho, definió como la situación de la pareja como de "supervivencia", ante tantos comentarios que considera injustos y falsos. Así, asegura que no "tenía ni idea" de a qué se enfrentaba cuando entró a formar parte de la familia real británica.

Meghan confiesa que sus amigos le advirtieron de que no se casara con Harry ante lo que se le vendría encima. "El enfoque de los medios destruirá tu vida", revela que le comentaron, además de asegurar que desde la boda y el embarazo se siente "vulnerable". Igualmente, cuenta que ha intentado adoptar esa flema británica y saber estar para que nada le afectara, pero no cree que deba ocultar sus sentimientos.

"Mis amigos estadounidenses se alegraron mucho por mi cuando empecé con Harry, pero los británicos, a pesar de que estaban seguros de que era encantador, me dijeron que no me casara porque los tabloides destruirían mi vida. Yo, ingenuamente, al ser estadounidense no lo entendí", lamenta Meghan. Por ello, ante los malos momentos vividos, afirma que le ha dicho a su marido que deben "prosperar y ser felices", lo que puede suponer un inminente cambio de vida.

Estas sinceras palabras han sorprendido en Reino Unido y en el mundo entero, pues no es lo habitual ver a un miembro de la realeza sincerarse de esta manera. Recuerda mucho a las entrevistas que hizo Diana de Gales en su día revelando las infidelidades del Príncipe Carlos y las veces que había intentado quitarse la vida. El objetivo de Harry es que nada de eso se repita, por lo que va a poner tierra de por medio con su mujer y su hijo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING