Cada día tiene más adeptos

Ballet fitness, el nuevo método  para rebajar los excesos de la Navidad

El ballet fitness combina ambas disciplinas, es decir, se trata de un entrenamiento que adapta los pasos característicos del ballet al fitness.

Ballet fitness


La Navidad y el exceso de comida son prácticamente lo mismo. En estos días nos saltamos la dieta, el gimnasio y toda vida sana que se precie para lanzarnos a los placeres de la buena mesa y el buen beber como si no hubiera un mañana. Pero si lo hay, y enero ya está aquí con su pesada cuesta y sus pesados kilos de más. Por ello, hoy vamos a hablarte de un nuevo método de entrenamiento que está causando furor entre las celebrities e influencers y se llama ballet fitness.

Como su propio nombre indica, el ballet fitness combina ambas disciplinas, es decir, se trata de un entrenamiento que adapta los pasos característicos del ballet al fitness, de modo que se consigue una rutina que trabaja todo el cuerpo, pero de una forma más suave y armónica. Combina ejercicios isométricos, cardiovasculares, de fuerza y resistencia que modelan el cuerpo por su adaptación a los movimientos del ballet. Además, las clases constan tanto de una parte de cardio como de otras en las que se trabaja el tren inferior (glúteos y piernas) y el anterior (abdomen, pecho…).

Así, se realiza una rutina completa que atrae por su menor agresividad -ya que el fitness puro y duro puede llegar a ser dañino para articulaciones y músculos- y la posibilidad de aprender algunos pasos de danza. Por lo tanto, se convierte en una alternativa muy interesante para quienes se quieran adentrar en el mundo del fitness sin excederse o de los apasionados de la danza clásica que no tienen ninguna noción previa y quieren adentrarse en este tipo de baile. Pues una de las principales ventajas es que no es necesario tener ningún conocimiento de ballet para practicarlo y lograr resultados.

Los beneficios, además del hecho de que se trabaja todo el cuerpo, son múltiples, desde ganar flexibilidad, reducir el índice de grasa corporal, mejorar la postura o tonificar el cuerpo, algo que cada vez es más demandado en los gimnasios. Esta disciplina, como casi todo, procede del mundo anglosajón, y es en Estados Unidos y Reino Unido donde empezó a practicarse y desde donde se está exportando al resto del mundo. De su éxito cada vez hay menos dudas, pues las celebrities, que son quienes hacen que algo se vuelva tendencia o pase desapercibido, ya se han sumado a sus filas. Drew Barrymore, Taylor Swift, Sofía Vergara y hasta la mísmisima Madonna ya han sido pilladas practicándolo, así como influencers y modelos de la talla de Alexa Chung o Miranda Kerr.

¿Dónde puedo practicarlo?
Cada vez más gimnasios están incluyendo esta disciplina entre las distintas clases que ofrecen, de modo que, en las grandes capitales, no te será costoso encontrar uno si te animas a probar este deporte. Aunque también existen centros especializados en los que se imparte únicamente ballet fitness y que ofrecen un servicio integral enfocado a este deporte.
Por ejemplo, Arsenal Deportivo, ubicado en el barrio de Salamanca madrileño, combina sus exclusivas instalaciones con servicios de peluquería y estética o actividades especiales, de modo que se convierte en algo más que el lugar donde entrenar. B3B Madrid es un gimnasio exclusivo para mujeres en el que esta disciplina va un paso más allá y lo combina con el spinning, dando lugar al Bike Box Ballet.

En Barcelona puedes practicarlo en Body Ballet, un centro donde se imparte tanto en la modalidad clásica como en la fitness, o en Así se Baila, un centro multidisciplinar donde también hay clases para los más pequeños. Este enero no hay excusa para dejar atrás los kilos navideños emulando al Lago de los Cisnes.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING