Jueves, 19.09.2019 - 11:39 h
Noche para el recuerdo

La música de 'Queen' hace vibrar a Borja Thyssen y Blanca Cuesta en Starlite

El auditorio más concurrido de Marbella en estas fechas veraniegas vivió una de sus noches más emocionantes 'de la mano' de Freddie Mercury.

Actuación en honor a Queen en Starlite. / Cedida por Starlite
Actuación en honor a Queen en Starlite. / Cedida por Starlite

La leyenda de Freddie Mercury, que nació hace 26 años con el fallecimiento del artista, está más viva que nunca gracias al mejor show del mundo sobre la banda británica Queen -God Save The Queen- que volvió anoche al escenario Auditorio de Starlite después de su actuación de 2016.

Una noche para el recuerdo, especialmente dirigida a los nostálgicos incondicionales de la voz de Freddie Mercury, su teatralidad sobre el escenario y la potencia de una banda que rubricó su mejor actuación en el concierto de Wembley en 1986.

Rostros conocidos y personalidades como Borja Thyssen y Blanca Cuesta, Gunilla Von Bismarck y Luis Ortiz, Olivia de Borbón y Julián Porras o las hermanas Bárbara y Nicole Kimpel se desplazaron hasta la Cantera de Nagüeles para disfrutar del show de la banda elegida por 20th Century Fox & Queen para promocionar la película oficial 'Bohemian Rhapsody'.

God Save The Queen brindó una noche repleta de magia e ilusión a los asistentes en el que fue un nuevo contundente 'sold out' de esta octava edición del festival. Los componentes de la banda argentina, con Pablo Padín en el rol de Freddie Mercury, emularon de manera magistral los ademanes, giros vocales y actitud sobre el escenario del grupo al que rinden culto.

Sobre las tablas de Starlite, una suerte de espejismo que encadenó, como si de los originales se tratase, éxito tras éxito de Queen. 'We Will Rock You', 'Another One Bites The Dust', 'Somebody To Love', 'Under Pressure', 'Bohemian Rhapsody', 'Radio Ga Ga' o 'We Are The Champions', entre otros tantos, hicieron que el Auditorio al completo se pusiese de pie, convirtiendo Starlite en una auténtica pista de baile en la que los danzantes cantaban al unísono cada estribillo.

Cerrando la brillante actuación y como clímax de la noche, la banda que rinde tributo a Queen reservó los archiconocidos 'I Want To Break Free', 'Show Must Go On' y 'Don't Stop Me Now'. Con estos títulos el Auditorio se entregó, más si cabe, a los brazos del recuerdo imborrable de un grupo musical irrepetible que ha dejado una gran huella en la historia de la música universal, considerada de las bandas más influyentes del mundo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios