Sábado, 21.09.2019 - 01:22 h
Ha modificado todos sus hábitos

El cambio radical de Boris Johnson tiene una culpable: su joven novia de 31 años

Carrie Symonds, la exjefa de comunicación del Partido Conservador, está impulsando la carrera del líder 'tory' para que sea primer ministro.

Carrie Symonds
La novia del líder 'tory' es la culpable de su cambio de imagen

Boris Johnson tiene todas las papeletas para convertirse en el próximo primer ministro de Reino Unido tras la dimisión de Theresa May. Eso significa que tendrá que ser él ahora quien pilote el Brexit, una tarea nada fácil para la que el líder 'tory' se está preparando a conciencia. Tanto que incluso ha cambiado su imagen y su vida de forma radical, aunque él no ha sido el responsable de eso.

Se llama Carrie Symonds, tiene 31 años y desde hace unos meses ocupa páginas en los tabloides británicos, pues es la mujer que parece que ahora ocupa el corazón de Johnson. La noticia saltó hace unos meses, cuando la prensa de Reino Unido puso rostro a la mujer por la que el político habría roto su segundo matrimonio el año pasado. Supuestamente, su mujer, Marina Wheeler, decidió dejarlo tras "años de infidelidades", un escándalo que sacudió al país.

Ahora, una vez que el divorcio ya ha sido superado, ha salido a la luz la 'amistad' entre Boris y la que fuera jefa de comunicación de los 'tories', con la que ha sido fotografiado en alguna ocasión y que incluso conoce a su padre, Stanley Johson. Según la prensa británica, es ella la que ha impulsado la nueva imagen que luce el político.

Con el objetivo de llegar a Downing Street, Symonds habría aconsejado a Boris el nuevo corte de pelo que luce, mucho más moderno y favorecedor que el que llevaba antes. Además, es responsable de los nuevos trajes que luce, mucho más elegantes y pulcros que los anteriores, que le deban cierto aspecto desarreglado. Igualmente, le ha alentado a perder peso y a dejar el alcohol y los "atracones nocturnos que se daba de queso y chorizo", cambiándolos por comida vegana. Así, ahora el líder 'tory' monta en bicicleta todos los días para mejorar su forma física.

Pero no solo Boris ha renovado su imagen, pues según 'Daily Mail' la propia Carrie también está sofisticando su vestuario, "con el objetivo de ser primera dama". La joven habría oscurecido su melena rubia y ahora luce ropa más elegante y comedida, con bolsos de Hermes valorados en más de 3.000 euros, como complementos, por ejemplo.

Presentación en sociedad

Este miércoles, Boris Johson presentó su candidatura a liderar el Reino Unido y Carrie no faltó a la cita, lo que se tradujo como una presentación en sociedad de la joven y una confirmación del noviazgo. Para los periodistas británicos, ella está también preparándose para ser primera dama, de ahí que haya cambiado su anterior estilo juvenil y desenfadado por uno mucho más formal y elegante. Para este 'estreno' en sociedad, Carrie eligió un vestido largo camisero de 'animal print' en rojo de Karen Miller valorado en más de 200 euros.

Pero, ¿quién es esta joven? Carrie es hija de Matthew Symonds, uno de los fundadores del periódico 'The Independet', y de Josephine Mcaffee, quien fuera abogada del mismo diario. La joven creció en el este de Londres y recibió una elitista educación en los mejores colegios y universidades.

Así, se especializó en comunicación y relaciones públicas y comenzó a trabajar como asistente de algunos de los miembros del Partido Conservador, como el actual ministro del Interior, Sajid Javid. Así, alcanzó la jefatura de comunicación, llegando a ser considerara una de las principales gurús de la comunicación política de Reino Unido.

Pero en 2018, justo un mes antes del divorcio de Johnson, dejó su puesto y pasó a ocupar el mismo cargo en Bloomberg para su programa de protección de los océanos, 'Vibrant Oceans'. Los rumores de una relación entre ambos empezaron hace unos meses, cuando se filtró que asistían juntos a cenas y citas privadas y que no paraban de mensajearse. Ahora se habrían mudado a vivir juntos y ella estaría preparándose para ser primera dama y mudarse a la residencia más famosa de Reino Unido, con permiso de Buckingham Palace.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios