El 90% de la serie 'Piratas' se graba en exteriores gallegos

Telecinco ha tirado la casa por la ventana y su nueva serie que estrenará en 2011, Piratas, graba el 90% de sus escenas en exteriores situados en tierras gallegas. Visitamos el castillo del Soitumaior y el barco Misericordia donde Pilar Rubio se verá las caras con más de un bucanero.

Pazos, monasterios, cementerios, playas y, sobre todo, un espectacular barco del siglo XVII y un castillo imponente han servido de escenarios para el rodaje de 'Piratas', la gran apuesta de Telecinco para el próximo año. Visitamos al equipo embarcado en un rodaje de proporciones cinematográficas y descubrimos los secretos de las impresionantes localizaciones de la serie, ambientada en la Galicia de 1718.

La joya de la corona es el barco Misericordia, un galeón con una gran historia a sus espaldas que ha viajado de Almería a Vigo para convertirse en un personaje más de 'Piratas'. Carlos Portela, creador y productor ejecutivo de la serie de Telecinco y Mandarina, cuenta que 'encontrarlo no ha sido fácil'. Después de mucho buscar, tropezaron con él en el puerto de Almerimar. Propiedad de un grupo de holandeses que lo utilizaban para dar fiestas el altamar, se hallaba en un estado casi ruinoso y con una deuda con a sus espaldas de 200.000 euros. Ellos se hicieron cargo de él y, tras un concienzudo proceso de restauración, está listo para ser abordado por Bocanegra (Aitor Mazo), Carmen (Pilar Rubio) y sus secuaces.

El Alacrán en la ficción es un modelo del siglo XVII, como explica Portela, capaz de recitar de carrerilla los datos del navío. 26 metros de eslora (largo), 6,5 de manga (ancho) y 3 de calado (la parte sumergida), 12 velas y dos castillos. A un aficionado puede parecerle real, pero se trata de una réplica, ya que apenas quedan barcos de aquella época. Quizás en Holanda. En la cubierta se rodará una de las escenas más espectaculares del primer capítulo. Será el abordaje de los piratas, armados hasta los dientes y desde un barco mucho más pequeño. Viendo a los especialistas de Magnum and Crash en acción, cualquiera puede hacerse una idea de la magnitud de la batalla. Peleas en el aire, en la cubierta2026 en todos lados.

Pero no todas las escenas con el barco como protagonista serán rodadas en el propio Alacrán. Para facilitar los movimientos, algunas estancias se han recreado en un plató. La cámara del capitán, la cocina y la bodega donde duermen, comen y pasan el día los piratas han sido reconstruidas en interiores. Hamacas colgando de viga a viga, hogazas de pan, candiles, sogas y sacos forman parte del atrezzo del set. Pasear por él es como encontrarse realmente en el barco pirata, pero sin los vaivenes de las olas.

Si este galeón del siglo XVII es la joya pirata, en el otro lado, el de los nobles, está la fortaleza. Allí vive y se refugia el otro bando. Bajo el abstracto nombre de 'la fortaleza' se encuentra el castillo gallego de Soutomaior, situado en el pueblo pontevedrés que le da nombre y edificado en el siglo XII. Se trata de un castillo medieval que ha sufrido distintas modificaciones a lo largo de su historia y cuyos exteriores han albergado algunas de las escenas de 'Piratas'. Es la residencia del intendente Gáspar Falcón (Luis Iglesia), su mujer Blanca (Silvia Abascal), toda su familia y su regimiento.

Con un despliegue de medios así no extraña que cada episodio cuente con un presupuesto de unos 600.000 euros, bastante más que los 400.000 de 'Águila Roja' (espejo en el que mirarse en cuanto al éxito para todas las series de época que aterrizan últimamente en la pequeña pantalla). El rodaje comenzó en verano y se encuentra ya en su recta final, aunque la ola de frío que irrumpió hace unos días en España se lo está poniendo difícil. 'Nos ha llovido, granizado y nevado. Sólo nos falta un tsunami', bromeó Óscar Jaenada en la presentación de 'Piratas' en Santiago de Compostela.Una de anécdotas piratas
Con un rodaje de tales dimensiones como el de 'Piratas', no es de extrañar que haya anécdotas para dar y tomar. Unas con más guasa y otras, simplemente, llamativas. La que más disfrutan contando es la que ocurrió en la playa de O Picón (Ortigueira). Tan complicado era el acceso a la misma, que tuvieron que usar una grúa para hacer llegar todo el material necesario para rodar la escena que allí transcurría. De hecho, incluso alguno tuvo que se alzando con la misma grúa para poder salir. La tarea debió ser descomunal. Sobre todo si se tiene en cuenta que allá donde van actores, cámaras, técnicos, directores -Jorge Coira y Jorge Saavedra- y demás personal van precedidos de dos tráileres donde se transportan las ropas, armas y material necesario.

Otra batería de las anécdotas que suelen contar tiene como protagonistas a los propios gallegos, que se han volcado con la serie. Además de participar como figurantes -contabilizan hasta 1.500- son capaces de seguirles por toda Galicia. Hasta el punto de que para evitar las aglomeraciones en las zonas de rodaje, producción ha tenido que sustituir las señales indicativas con el nombre de la serie por flechas naranjas. El equipo las reconoce, pero los curiosos no. Aunque la fama la han conquistado con el tiempo, porque al principio, les confundían con 'Águila roja'.

Pero la 'batallita' más chocante es la que vivieron en Cambados. Estaban rodando la escena de un duelo en el cementerio, armando un jaleo tremendo cuando de repente se dieron cuenta de que había un entierro. Así que paralizaron la grabación hasta que el acto fúnebre terminó. Cosas que pasan.Pasando por encima de la Historia
Carlos Portela, director de Ficción de Mandarina y creador de la serie, ha lanzando un aviso a navegantes: 'Hay que pasárselo bien por encima de la Historia'. Lo que viene a decir, básicamente, es que ha primado el entretenimiento por encima del rigor histórico. De hecho, como él mismo ha explicado, 'Piratas' está ambientada en 1718, cuando, en realidad, la piratería en Galicia es más intensa a finales del siglo XVIII. Sin embargo, por la trama les convenía más la época convulsa de la llegada de los Borbones a España. Para ser fieles a la Historia 'están los documentales', asegura este aficionado al cine de piratas fan de 'El temible burlón', 'Fanfan la tulipe' y 'Piratas del Caribe'.

En realidad, la imagen que todo el mundo tiene de los bucaneros es la que el cine y la literatura han proyectado. Sin embargo, 'la historia de piratas era más cutre' de lo que imaginamos. Por eso, los guionistas se han centrado en cómo la gente cree que eran los bucaneros y su vida. A nadie le interesa una persecución de barcos durante días, sin un solo tiro o cruce de espadas. Seria muy aburrido.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios