Martes, 10.12.2019 - 02:26 h
Le diagnosticaron neuropatía óptica nutricional

Ciego por una dieta basada en patatas: "No volveré a ver por el ojo izquierdo"

El caso de Harvey Dyer, de 18 años, copó titulares de medios a nivel mundial y acaba de hablar por primera vez sobre los sucedido.

Fotografía de Harvey Dyer, joven que se quedó ciego por seguir una dieta basada en patatas fritas.
Harvey Dyer, joven que se quedó ciego por seguir una dieta basada en patatas fritas. / Captura de vídeo.

Durante 16 años se alimentó a base de patatas fritas, Pringles, pan blanco, jamón y salchichas. Una dieta con la comida basura como pilar fundamental que le dejó secuelas graves para toda la vida: Harvey Dyer se quedó prácticamente ciego por culpa de su mala alimentación.

Su caso fue publicado en la revista especializada en medicina 'Annals of Internal Medicine' y rápidamente copó los titulares de medios internacionales. Por primera vez, el joven ha hablado sobre su situación confirmando la gravedad de su enfermedad: "Los médicos piensan que no volveré a ver por el ojo izquierdo", declaró en el programa 'This Morning' la televisión británica ITV.

Harvey y su madre Kerry James fueron entrevistados con el fin de poner luz al origen y a la evolución de la enfermedad. El joven señaló que comenzó a notar problemas de visión el año pasado. 

“Me dijeron que mi ojo izquierdo había dejado de funcionar. Me di cuenta de que no podía ver igual de bien que antes. Todo lo que veía por la noche eran las luces de los coches, pero no si había personas dentro de ellos”, explicó.  

La situación de su ojo derecho tampoco es buena, ya que apenas ve “su mano moviéndose” y lo que percibe principalmente son “diferentes líneas y colores”.

La enfermedad de este adolescente comenzó cuando tenía 14 años. Por aquel entonces fue al médico quejándose de cansancio y las pruebas a las que fue sometido en el hospital desvelaron deficiencia de vitamina B12. Los médicos le recetaron suplementos dietarios, pero Harvey no siguió el tratamiento. En consecuencia, tres años más tarde también sufría carencias en cobre, selenio y vitamina D

Aparecieron las pérdidas de visión y le diagnosticaron con neuropatía óptica nutricional, una lesión en el nervio óptico que provoca pérdida de visión y déficit en el campo visual, una condición tratable si se diagnostica temprano, pero en este caso ya era demasiado tarde. El joven puede caminar al tener visión periférica, pero está prácticamente ciego para la mayoría de las actividades.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING