Martes, 25.02.2020 - 07:43 h

Decrece la violencia en la quinta noche de disturbios en Belfast

Agentes del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) fueron atacados en Belfast por jóvenes protestantes, si bien el número de manifestantes fue menor y no se registraron heridos, informó hoy una portavoz policial.

Dublín, 17 jul.- Agentes del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) fueron atacados en Belfast por jóvenes protestantes, si bien el número de manifestantes fue menor y no se registraron heridos, informó hoy una portavoz policial.

La fuente explicó que hasta 35 cócteles molotov fueron arrojados contra las fuerzas del orden en diferentes puntos de Belfast, donde la violencia fue más intensa en el este de la capital de la provincia británica.

"El número de gente implicada en los desordenes fue menor que en noches anteriores", precisó la portavoz del PSNI, y añadió que también se incendiaron seis coches y una motocicleta.

Aunque no hubo lesionados anoche, son ya 71 los agentes del PSNI que han resultado heridos desde que el viernes una marcha de la Orden de Orange se tornara violenta en el norte y este de la capital, al comienzo de la tradicional temporada de desfiles protestantes.

Ante la gravedad de la situación, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, habló este lunes para expresar su preocupación con el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y su adjunto en el Ejecutivo de poder compartido entre católicos y protestantes, el nacionalista Martin McGuinness.

En este sentido, el exenviado especial de Washington para Irlanda del Norte Richard Haas regresará a la provincia esta semana para participar en una ronda de conversaciones con todos los partidos para estudiar el asunto de los desfiles.

Durante una sesión extraordinaria de la Asamblea autónoma, los diputados aprobaron ayer por un solo voto una moción presentada por el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) que pedía respeto hacia las tradiciones de la comunidad protestante y criticaba la decisión adoptada por la Comisión de Desfiles, el órgano que desde 1998 decide las rutas de las marchas.

La Comisión decidió la pasada semana vetar el paso de una marcha de la Orden de Orange por el barrio católico de Ardoyne, al norte de Belfast, lo que llevó a numerosos jóvenes protestantes a enfrentarse con el PSNI.

A este respecto, Robinson aseguró en la Asamblea que la Comisión tomó esa decisión por "motivos políticos", para obligar, dijo, a la Orden de Orange a que mantenga conversaciones con ella y con los residentes en las rutas para negociar el recorrido de los desfiles.

"Creo que la Comisión se equivocó. No creo que la Comisión tenga ya credibilidad o el respeto de la comunidad como para seguir existiendo", afirmó el líder del DUP, quien confía en que los partidos, junto a Haas, sean capaces de encontrar alternativas a la Comisión de Desfiles.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING