Sábado, 07.12.2019 - 00:54 h
En Valga

'El moro' mató a su ex mujer delante de sus hijos y luego a su suegra y cuñada

José Luis Abet Lafuente, de 45 años, confesó en el 062 que había cometido un triple asesinato con un arma recortada que tiró al río.

Triple asesinato en Valga
La Guardia Civil registra la casa del triple crimen de Valga / EFE

Dos pequeños de cuatro y ocho años se han quedado sin madre, sin tía y sin abuela después de que su padre supuestamente matara a sangre fría a las tres en Valga (Pontevedra)José Luis Abet Lafuente, conocido como el Moro, esperó a que su ex mujer saliera de la casa que juntos se habían construído en la aldea de Carracido como cada mañana para irse a trabajar. Antes dejaría a los pequeños en el colegio. Ellos fueron testigo de cómo su padre disparaba a su madre para después hacer lo mismo con su abuela y tía, que salieron en su auxilio. Sandra, María Elena y Alba perdieron la vida mientras los pequeños salían corriendo a la casa de un vecino. Mientras, su padre huía del escenario del crimen destino A Coruña, donde llamó al 062 al llegar para confesar que había matado a tres mujeres. 

De él sus vecinos relatan a los medios gallegos que siempre tenía que llevar la razón, que su carácter era un tanto altivo, que cuando llegaron a Carracido, en Valga, discutió con todos los vecinos de la zona en el momento en el que decidió levantar una casa junto a lo que era su segunda esposa. Juntos tuvieron dos hijos, de su matrimonio anterior tiene otro. Los pequeños salieron huyendo en el momento en el que el ahora detenido disparó contra su primera víctima. Un vecino relata a g24.gal que al escuchar los disparos, primero dos y luego uno, corrió hacia la casa y empezó a llamar a los niños. Primero pensó que eran fuegos artificiales. Luego se percató de la tragedia y corrió hacia la vivienda sin entrar, por si seguía dentro. Un familiar que no sea el abuelo se hará cargo de ellos. Son muchos los vecinos que se preguntan qué será ahora de ellos. 

No es la primera vez que Valga es el escenario de un crimen machista. Hace seis meses otro vecino mató a su mujer de un disparo con un arma. La pesadilla se reproduce entre los algo menos de 6.000 habitantes que no encuentran palabras para describir lo sucedido. Los vecinos de Carracido, donde apenas hay 40 casas, aseguran que se trataba de una familia que se paraba poco a hablar. "Se iban a trabajar temprano y llegaban tarde".

Y eso es lo que estaba haciendo Sandra. Según la investigación, se disponía a llevar a los pequeños al colegio por la mañana cuando fue sorprendida por su expareja. Ella alertó a su madre y hermana, que llamaron al 112. Según los vecinos, la guardia civil acudió rápidamente, pero poco se pudo hacer por las tres víctimas.

En la compañía STAC donde trabajaba Sandra un contestador anunciaba que ayer no abrian "por la trágica pérdida de nuestra compañera, víctima de un atentado de violencia machista. Rogamos entiendan la situación". Según relatan algunos de sus compañeros habría instalado cámaras de seguridad en su vivienda en la que algunas veces acudía su familia para ayudarla con los pequeños.

En palabras del alcalde de Pontecesures a este medio, Juan Manuel Vidal, la hermana Alba, de 27 años, tenía por delante todo un futuro empresarial al tratarse de "una persona joven y muy emprendedora". Allí trabajaba como logopeda y con ella habría tenido más de una reunión "con motivo de los servicios que se buscaban desde el ayuntamiento para ayudar a los vecinos en formación". La consternación que se vivió ayer en este ayuntamiento vecino es aún mayor en el de Valga, donde trabaja el padre y marido de las fallecidas, a punto de jubilarse. 

El Delegado del Gobierno, Javier Losada, y la subdelegada en Pontevedra, Maica Larriba, han confirmado que el hombre detenido no tenía denuncias previas por violencia de género. En concreto, Maica Larriba ha explicado que, a día de hoy, en el sistema Viogén, en este municipio pontevedrés, están activos dos casos, "uno de riesgo medio y otro de riesgo no apreciado", pero sobre el detenido por el triple crimen de este lunes "no había ningún tipo de aviso ni antecedente". Hoy pasará a disposición judicial tras ser citado a las 10:00 horas en el Juzgado de instrucción 2 de Caldas de Reis.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING