Lunes, 10.12.2018 - 12:39 h
Los pasos no son la única atracción

Guía 'top' para no perderse la Semana Santa en Sevilla (y a sus famosos)

No hay Semana Santa sevillana sin un paso, ni famoso sin su procesión. En estas calles y balcones engalanados para la ocasión podrás verlos.

Antonio Banderas disfruta con Pasíón de la Semana Santa
Antonio Banderas disfruta con Pasíón de la Semana Santa en su Málaga natal.

La ciudad se cubre con el antifaz del capirote y respira azahar mientras afronta la explosión de belleza que toma las calles en una nueva cita con la semana de Pasión con siglos de historia. El incienso y la arquitectura pone todo lo demás. Durante esta semana, la ciudad se transforma para acoger a más de un millón de visitantes. Ese volumen de turistas en la calle buscando a las cofradías en algún punto de su recorrido, en Andalucía, se llama 'bulla', y la encontrarás allí donde vayas.

Pero, entre pasos procesionarios, actos religiosos y festejos varios podemos ver (y encontrarnos) a algún personaje del ‘star system’ mientras intentan pasar desapercibidos. Es en los balcones de Sevilla dónde se produce una de las mayores concentraciones de rostros conocidos presenciando el calvario de Cristo, otras vírgenes y santos. Unos dicen que es por devoción, otros por tradición y, los menos religiosos, aseguran que la belleza y el sentimiento que desprenden las calles y las procesiones es motivo suficiente para acudir.

Puntuales a su cita, no falta nunca la Casa de Alba. A falta de doña Cayetana, la duquesa de Alba, sus hijos y nietos ocupan su presencia. Su hijo Cayetano ha sido costalero en numerosas ocasiones y ha desfilado junto a ellos desde los 7 años. También Eugenia, y su hija Tana, son habituales pero, en general, todos han heredado la pasión de su madre y rinden pleitesía en la tradición de ofrecerle tributo floral a la Virgen de las Angustias de la Hermandad de los Gitanos de Sevilla. A esta cofradía se ha asociado la imagen los Alba y no sólo por devoción, sino por el legado de doña Cayetana, que ayudó a reconstruir su sede y compró a la Virgen un manto bordado en oro, de color granate, con el escudo de la Casa en el centro, que alterna con otro azul, restaurado también por la familia.

También Carmen Tello, gran amiga de la duquesa, sigue fiel a su costumbre de seguir la procesión de la Borriquita en el palacio de Motilla. Otro seguidor de la misma es Rosario Varo, el empresario sevillano y pareja de la actriz Amaia Salamanca, acompañado en alguna ocasión de su hija Olivia. Fran Rivera y su mujer, Lourdes Montes, junto a su hija Carmen son habituales de los balcones, aunque también lo hemos visto de costalero del Cristo de las Tres Caídas de la Hermandad Esperanza de Triana. Intentó ser Hermano Mayor, pero fracasó al no cumplir con uno de los requisitos básicos: ninguno de sus miembros puede estar divorciado. Su hermano Cayetano Rivera es cofrade de Jesús el Cautivo y María Santísima de la Trinidad, pero acudirá puntual a su cita familiar a la Madrugá en la noche del Jueves al Viernes Santo en la calle Sierpes esquina a Campana, a un alquiler de casi dos mil euros.

De los Pantoja a los Morancos

Muy cerca Kiko Rivera acude a esta cita religiosa. No sabemos si este año le acompañará Isabel Pantoja. La última vez que se la vio en esta cita religiosa fue en 2014, cuando no quiso perderse el paso de la Virgen de la Esperanza de Triana y el Cristo de las Tres Caídas, dos procesiones por las que sentía un gran fervor. Aquel día las lágrimas de emoción inundaron su rostro al paso del Cristo. La que fue su amiga, la cantante María del Monte, es cofrade de la Hermandad de Montesión de Sevilla, en la que participa incluso en sus preparativos así como en la puesta de largo de la procesión. La hemos visto caminar tras los pasos del vía crucis, cantar para los fieles e incluso soltar alguna lágrima embargada por la pasión. También Chiquetete suele prestar su voz al Santísimo Cristo de las Tres Caídas y Recogidas.

Igual de rendidos al sentimiento, César Cadaval, del dúo cómico Los Morancos, asistirá a la de San Gonzalo. Es cofrade de la Hermandad de San Gonzalo, ha compuesto una marcha para ellos y ha pronunciado el pregón de la Semana Santa de Triana a los pies del Cachorro. Naty Abascal suele apostarse con su aristocrática elegancia en el Palacio de Pilatos. Su hijo, Luis Medina, también es otro ‘balconista’, como se les conoce a los que observan el espectáculo desde los balcones. Otra belleza patria, la ex Miss España, María José Suárez, no falta a la procesión del Gran Poder y la Virgen del Carmen en Coria del Río ni Nieves Alvárez a su balcón de la calle sevillana Argote de Molina. El presentador y periodista Carlos Herrera no tiene que moverse de casa. Por la suya pasan todos los recorridos de las procesiones.

Vicky Martín Berrocal no se casa con ninguna cofradía y prefiere dejarse ver por diferentes procesiones. Patricia Rato no se pierde ningún año esa Sevilla engalanada en la que ya ha desfilado su hijo como nazareno. Y ya ha aterrizado en la ciudad la estilista Cristina Rodríguez para disfrutar también del ambiente y mezclarse en una bulla. Allí, en las calles y en una cofradía todos parecerán iguales, del más humilde al más poderoso. Hay una Semana Santa por cada sevillano y cada visitante. Más de sesenta hermandades tomarán la ciudad camino de la imponente Catedral de Sevilla en estación de penitencia. Ocho días de contrastes para viajar al pasado con pasión, desde Triana hasta el barrio de Santa Cruz.

Los locales de moda

Y, entre paso y paso, por qué no parar a tomar un vino o un fino para alimentar el cuerpo en algunos de los sitios más 'cool'. Los hoteles Hot Shot nos muestran su elegancia en muchos de edificios históricos de la ciudad. La familia Solís es la propietaria de la cadena. Miguel Ángel de Solís y Martínez de Campos, marqués de la Motilla, pertenece a una de las familias con más solera en Sevilla. Su proyecto es reconvertir edificios señoriales y casas palaciegas en hoteles pequeños con cierto toque 'cool' pero asequibles. Al frente de sus negocios se hallan sus cuatro hijos. Enrique, el pequeño, es un dandi al que acostumbramos a ver junto a otros cachorros de la jet. El emporio familiar tiene su núcleo en el Palacio Marqués de Motilla, situado en la calle Cuna de Sevilla, en la que reside el patriarca. Además de los hoteles, y negocios agrícolas, poseen el castillo de Almodóvar del Campo que hemos visto en muchos escenarios de la serie Juego de Tronos.

Pero si lo que le gusta es el flamenco pase por Sala Flamenco, en la que manda Rocío, la hermana de Vicky Martín Berrocal. En su tablao, que pisan artistas y maestros del toreo, todo respira arte: fotos de Camarón, Remedios Amaya o Lola Flores bailan entre pares de zapatos de bailaora y letras de Manuel Molina. Aquí han cantado Manuel y Alba Molina, Diego Carrasco, Farruquito, Nani Cortés o La Flaca.

El representante de jugadores de fútbol, Jaime Rodríguez de Moya, regenta Groucho, un clásico de la noche sevillana en el centro, aunque también es propietario de Magallanes y socio de Trocadero. Todos garitos de gente ‘tirando’ a bien con música española, al principio, y un poquito de dance-house para rozar el amanecer. La farándula suele dejarse ver por Antique. Por esta discoteca han pasado desde Jennifer López, Paco de Lucía a Miguel Bosé. El exclusivo local está situado en un pabellón de la antigua Expo que se asemeja a un teatro antiguo cuyos propietarios son los hermanos Óscar y Juan José Vega, que también gestionan el bar Isbylla o Dada. Se codean con las flor de la nata y celebran fiestas en las que se escuchan a David Bustamante, Carlos Jean o India López. Otros ‘amos’ de la noche son los hermanos Cebolla, dueños de Chile, Manhattan, La Casa del Estanque, Zaratrusta, Utopía, Gallo Negro, entre otros. No olvidamos la copla. La actriz y cantante Charo Reina, hija de Enrique Reina y sobrina de Juanita Reina, es la dueña de un café bar llamado Piano Blanco. Allí ha cantado Chiquetete o Alba Molina y ha actuado Angel Garó... Ella está al frente del local y puede prepararnos la típica pringá andaluza. No duden en pasearse por aquí si quieren escuchar una copla o quizás un bolero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios