Miércoles, 18.09.2019 - 08:04 h
"Esto es el cáncer infantil"

La historia detrás de la foto de la niña que ayuda a su hermano enfermo de cáncer

Beckett Burge, de cuatro años, sufre leucemia linfoblásitca aguda. Su madre ha desvelado la dura realidad diaria con su hermana.

Fotografía de Aubrey Bruge ayudando a su hermano Beckett, enfermo de cáncer.
Aubrey Burge ayudando a su hermano Beckett, enfermo de cáncer. / Facebook.

“Una cosa que no te cuentan del cáncer infantil es que afecta a la familia entera. Siempre se oye a hablar de los problemas médicos y económicos, pero ¿cada cuánto se habla de los problemas que las familias enfrentan con los otros hijos?”. Con estas palabras Kaitlin Burge publicó una imagen en su perfil de Facebook que dado la vuelta al mundo.

En ella se puede ver a Beckett Burge, un niño de 4 años enfermo de cáncer en el baño intentando vomitar mientras su hermana solo 15 meses mayor que él lo consuela con la mano en la espalda. 

La historia que existe tras la imagen es a la vez conmovedora y muy dura. Beckett fue diagnosticado de leucemia linfoblásitca aguda cuando tenía dos años, un cáncer de la sangre que tiene su origen en los glóbulos blancos de la médula ósea. En la actualidad lucha contra la enfermedad contando siempre con el apoyo de su hermana Aubrey, que le acompaña a todas partes.

“Mis dos hijos pasaron de jugar en el colegio a estar en una habitación de hospital. Mi hija de cuatro años vio como su hermano iba de la ambulancia a la UCI. Vio a una docena de médicos con la máscara en su cara, tratarlo con agujas e introducir docenas de medicamentos en su cuerpo. Ella no estaba segura de lo que estaba pasando. Todo lo que sabía era que algo estaba mal con su hermano, su mejor amigo”, indica la madre en su carta. 

Un mensaje que continúa así: “Un mes después de que saliese del hospital, lo vio sin ser capaz de andar y jugar. El hermano inquieto y lleno de energía que una vez conoció estaba ahora enfermo. Nunca quería jugar. Ella no entendía cómo podía caminar antes, pero ahora ni siquiera puede permanecer de pie sin ayuda. Ella no entendía las diferentes terapias a las que tenía que asistir para recuperar su fuerza. ¿Por qué ya no podían ir a su parque de trampolines favorito? ¿Por qué no tuvo que volver a la escuela, pero ella sí?¿Por qué llevamos a su hermana con nosotros y por qué vio todo esto a una edad temprana? Los niños necesitan apoyo y unión, y no deben mantenerse a una distancia de la persona que está enferma. Lo más importante es demostrar que se cuidan independientemente de la situación. Ella pasó una buena cantidad de tiempo, a su lado en el baño, mientras él enfermaba. Ella se quedó junto a él. Ella lo apoyó y lo cuidó, independientemente de la situación. Hasta el día de hoy, están más cerca. Ella siempre cuida de él. Vomitando entre sesiones de juego. Despertándose para vomitar. De pie al lado de sus hermano y frotando su espalda mientras él enferma. Pasando de 13 a 9 kg. Esto es el cáncer infantil. Lo afrontas o lo dejas”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios