Lunes, 09.12.2019 - 21:43 h
"Bebía tantos que me desmayé en el trabajo"

Un hombre casi pierde un brazo por tomar dos refrescos azucarados al día

Se le generó un furúnculo en el hombro que se le extendió por el brazo. El exceso de refrescos dio lugar a diabetes y a una gangrena.

Fotografía de un hombre en el hospital
La gangrena provoca la muerte de los tejidos corporales. / Flickr.

Seguir una dieta basada en comida basura puede implicar consecuencias muy graves para la salud. Recientemente, el joven inglés Harvey Dyer se quedó ciego por alimentarse básicamente de patatas fritas y pan blanco, y ahora se ha reportado un caso similar en Kuala Lumpur. Un hombre casi pierde su brazo por culpa de un exceso de bebidas azucaradas en su dieta. 

Al ingeniero en telecomunicaciones Mohd Razin Mohamed se le empezó a pudrir la extremidad por la zona del hombro como resultado de una diabetes provocada por los refrescos diarios. 

No pasaba un día sin tomar al menos dos bebidas azucaradas, normalmente durante la comida, en su oficina en Kuala Lumpur.“Bebía tantos refrescos que hasta en tres ocasiones me desmayé en el trabajo”, explicó en declaraciones recogidas por 'Metro'.

Poco tiempo después de que fuese diagnosticado de diabetes encontró un enorme furúnculo en su espalda que no se curaba y empeoraba cada vez más. Creció tanto que llegó hasta el brazo y se podía ver el hueso en su interior. Este agujero fue producido por gangrena, la muerte de tejidos orgánicos por falta de riego sanguíneo, que a su vez fue causada por la diabetes. 

Razin Mohamed acudió a urgencias y fue sometido a una operación que implicó quitar la piel que se infectó y drenar el pus del agujero con una tratamiento de antibióticos. No perdió el brazo tras recibir injertos de piel, pero no podrá trabajar más al no poder mover la extremidad al cien por cien.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING