Sábado, 21.09.2019 - 12:02 h
Sanciones de hasta 3.000 euros

Hacer castillos de arena o jugar las palas, multas que te pueden poner en la playa

Los ayuntamientos de cada localidad tienen potestad para regular las leyes de sus costas, por lo que varían dependiendo de cada provincia. 

Castillo de arena en la playa
 

Vas a la playa dispuesto a pasar un día en familia. Llegas con el carro del bebé, la mítica nevera azul y un sinfín de enseres. Allí, en primera línea, están las toallas que, anteriormente, has dejado a primera hora de la mañana para guardar sitio. Más tarde, y tras haber jugado a las palas en la orilla, procedes a hacer un castillo de arena con los más pequeños.

Bien. Pues en toda escena que parece, a simple vista, no tener nada de especial, se han cometido hasta cuatro sanciones por las que te podrían multar en la playa. 

Los ayuntamientos de cada localidad tienen potestad para regular las leyes de cada playa. Por ello, es importante matizar que varían en función de la comunidad en la que nos encontremos y lo que está prohibido en una costa, en otra no. 

A continuación, dejamos una lista con las cosas que podrían acarrear una sanción en las playas españolas. 

Hacer castillos de arena

Hacer castillos de arena o fosos está totalmente prohibido en las playas de Arona y Arisco de Tenerife. 

La multa puede llegar, incluso, hasta los 500 euros. Dato importante si se viaja con niños a esta zona.

Jugar a las palas

En playas como la de Benidorm está prohibido jugar a las palas dentro del agua. Tampoco está permitido bañarse con champú, gel, etc. 

Estas infracciones pueden oscilar entre los 700 a los 3.000 euros. A esto se suma, que tampoco está permitido realizar cualquier instalación fija o móvil en plena arena. 

Ir con el carro de bebé 

Son varias las playas que prohíben entrar con carritos de bebes en la arena. Esta prohibición se da, por ejemplo, en la playa de la Malvarrosa de Valencia o algunas de Asturias.

Guardar el sitio

Hay varias playas de la Comunidad Valenciana o de Andalucía en las que madrugar para dejar la toalla y guardar el sitio en primera línea puede costar hasta 300 euros. 

Fregar en las duchas públicas

También son muchas las playas que prohíben limpiar o fregar los enseres de la cocina en las duchas públicas del paseo marítimo.

Música alta

En algunas costas de Cádiz, el uso de aparatos o instrumentos musicales con un volumen demasiado alto y que sea perjudicial para la contaminación acústica podría acarrear multas de hasta 300 euros.

Sombrillas o hamacas oxidadas

"La Policía Local podrá retirar los elementos instalados irregularmente, y depositarlos en dependencias municipales. Igualmente podrá ordenar la retirada de aquellas sombrillas, sillas, hamacas, etc…, que estén oxidadas para evitar cualquier tipo de posible contaminación". Así dicta la ordenanza municipal de la Comunidad Valenciana que hace referencia a sus playas. 

Por tanto, antes de instalar nuestra sombrilla o hamaca en la arena, será mejor echarle un vistazo, por lo que pueda pasar. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios