OFRECIDO POR BANCO SABADELL
Playa
Los destinos nacionales serán los favoritos este verano.
Archivo

Así van a viajar los españoles este verano

Con el avance del proceso de vacunación y el fin de muchas de las restricciones, el sector turístico mira hacia este verano con optimismo y las esperanzas puestas en el turista nacional y en la progresiva reactivación de las visitas internacionales.

A pesar de que las previsiones siguen lejos de las cifras previas a la crisis sanitaria -este año el sector turístico nacional espera facturar un 50% menos que en 2019, según Exceltur-, hay ciertos factores que permiten vislumbrar una mejoría respecto al año pasado, en gran parte debido al ritmo en el proceso de vacunación nacional e internacional, a la disminución en el número de contagios en las distintas comunidades autónomas y en los países del entorno cercano, y a la estabilización del sector, que ha tenido más tiempo para adaptarse y garantizar la seguridad de los viajeros.

El turismo nacional se ha convertido en el principal sustento del sector turístico en España; de cara a verano, también según estimaciones de Exceltur, se espera que estos viajes tengan una tasa de reactivación del 90% respecto a las cifras previas al estallido de la pandemia.

El repunte del turismo nacional anima la recuperación del sector

Según el estudio What & Why elaborado por Ipsos, el 81% de los españoles tiene claro el destino al que viajar: planea viajar únicamente dentro de las fronteras del país, mientras que un 18% busca combinar alguna escapada nacional con un destino extranjero.

Además, el 73% se decanta por el turismo de playa, una cifra mucho mayor que los que optan por una escapada a alguna ciudad, el 33%. En cuanto a los motivos: el 57% de los españoles destaca como principal aliciente de sus vacaciones el descanso y la desconexión de la vida cotidiana.

Puede interesarte: El turismo se prepara para la recuperación

‘Viajes cápsula’ y seguridad

Salud, distancia social y libertad. Son los tres factores que destacan desde CESAE Business & Tourism School como determinantes a la hora de seleccionar la estancia para las vacaciones de este año.

En este sentido, desde Airbnb destacan un aumento de la demanda en el alquiler de alojamientos completos, algo que limita la interacción con personas desconocidas, y localizados en lugares poco masificados, como “casas en árboles, graneros o cúpulas geodésicas, que desplazarán a los apartamentos tradicionales”. Los llamados ‘viajes cápsula’, en los que solo se interactúa con familiares o amigos, siguen siendo los favoritos según esta plataforma.

La seguridad se ha convertido en un criterio determinante: según cifras de Weekendesk, el 50% del tiempo invertido en la búsqueda vacacional se destina hoy a analizar las medidas sanitarias con las que cuentan los alojamientos, algo que refleja el cambio de mentalidad que se ha producido en los viajeros con la crisis sanitaria.

La flexibilidad en las reservas como requisito

El aumento de la incertidumbre durante este último año y medio ha determinado otra de las grandes exigencias de los turistas: la flexibilidad. Frente a viajes reservados con mucha antelación, algo común antes de la pandemia, en la actualidad las reservas de último minuto han ganado importancia, con una media de reserva de entre seis y 15 días antes del viaje, según Weekendesk.

Además, este portal de reservas online destaca como uno de los grandes valores la existencia de políticas de cancelación amplias, que permitan hacer cambios o cancelaciones hasta el último momento en caso de que ocurra algún imprevisto. Hosteltur también insiste en este punto: la facilidad en la cancelación y el reembolso tiene este año una importancia similar entre los viajes a otros factores como el del precio. 

‘Staycation’: los destinos domésticos ganan terreno

78 kilómetros. Esta es la distancia media que recorrerán los españoles en sus escapadas durante este verano, según Weekendesk, que calcula que un 30% de los turistas nacionales viajará a destinos más cercanos a sus hogares que en años anteriores. El término staycation (que se podría traducir como ‘vacaciones cerca de casa’) se sitúa como tendencia, promovido en parte por la necesidad de desconexión en un contexto marcado por el deseo de ahorrar ante la incertidumbre generada por la COVID-19.

Esta inclinación favorece, en gran parte, a las zonas rurales, a la costa y a las ciudades de menor tamaño. Según Airbnb, frente a la popularidad en 2019 de ciudades como París, Londres, Madrid o Lisboa, en 2021 crece la demanda de lugares como Jávea (Alicante), San Sebastián (País Vasco), Barbate (Cádiz), Córdoba o Cadaqués (Gerona).

Puede interesarte: Operación ‘salvar’ el verano: así se prepara España

En este escenario, la sostenibilidad no solo se ha mantenido como una tendencia del sector turístico, sino que se ha visto impulsada tras el estallido de la pandemia. Según datos de Weekendesk, las reservas en hoteles nacionales y ecosostenibles han aumentado un 237% desde comienzos de 2021 respecto al año anterior. 

Certificado COVID Digital de la UE: un gran paso para el turismo

El pasado 14 de junio, la Unión Europea (UE) dio luz verde definitiva al Certificado COVID Digital de la UE, que facilitará la movilidad dentro de las fronteras europeas durante los próximos meses.

Este documento se emite de forma gratuita por las autoridades nacionales, y permite al titular acreditar que se ha recibido la vacuna, que se cuenta con un resultado negativo reciente en una prueba de diagnóstico -tanto de PCR como de antígenos- o que se tiene anticuerpos.

Este certificado, que se emitirá en forma de código QR, puede portarse tanto de forma electrónica en un dispositivo como impreso, y entrará en vigor a partir del 1 de julio en la mayoría de los países de la UE, aunque en España ya se puede solicitar. Este documento, válido para los 27 Estados miembro, Islandia y Liechtenstein, es el primer gran paso hacia la apertura del turismo internacional, que espera recuperarse progresivamente hasta normalizarse de cara al próximo año. 

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.